Actualizado 15/06/2015 15:03:38 +00:00 CET

Triple empate en las elecciones provinciales argentinas de Santa Fe

Elecciones en Argentina
Foto: PRENSA.ARGENTINA.AR

   BUENOS AIRES, 15 Jun. (Notimérica) -

   Tras un escrutinio provisional que nunca se llegó a terminar, las elecciones a gobernador de la provincia argentina de Santa Fe han arrojado unos resultados tan ajustados entre los tres candidatos principales que no se puede afirmar todavía quién es el ganador.

   La disputa electoral del 2015 en Argentina tuvo un nuevo capítulo este domingo, durante las elecciones provinciales de la provincia de Santa Fe, cuyos resultados provisionales todavía no permiten confirmar quién será el nuevo gobernador de la provincia.

   El candidato socialista Miguel Lifschitz era el más votado cuando se detuvo el escrutinio provisional con algo más del 95 por ciento escrutado, pero la ventaja sobre el candidato del PRO, Miguel del Sel, eran unos 2.000 votos, aproximadamente el 0,10 por ciento de los votos.

   Además, el tercer candidato más votado, del Frente Justicialista para la Victoria, Omar Perotti, quedó a unos 25.000 votos de Lifschitz, lo que supone una diferencia de algo unos 2 puntos porcentuales.

   A esta situación de "empate técnico" se suma el problema de que existe una cantidad importante de votos que o no se han contado o han sido impugnados, haciendo que el resultado definitivo pueda cambiar mucho.

   Según la información oficial, hay 347 mesas electorales cuyos votos todavía no han sido ingresados, y de ellas 304 fueron impugnadas por el Tribunal Electoral. En total, se tratarían de unos 160.000 votos que podrían cambiar los resultados.

   "Hay más de 60 mil votos anulados e impugnados y faltan ingresar 100 mil", señaló el candidato 'kirchnerista', Omar Perotti.

   Desde el Gobierno, de hecho, han calificado la situación de "empate técnico", como dijo el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández: "Nosotros suponemos que cualquiera de los tres candidatos puede ser el ganador en Santa Fe", dijo y llamó a "esperar los días necesarios para que se haga el escrutinio definitivo".

   Este escrutinio definitivo, en el que se tendrán en cuenta el 100 por ciento de los votos, comenzará el miércoles y se alargará durante diez días, según indicó la secretaria electoral de la provincia, Claudia Catalín.

CELEBRACIONES ANTICIPADAS

   En la noche del domingo, los dos candidatos más votados salieron a festejar el triunfo en las elecciones, aun cuando la diferencia entre ambos era menor y el escrutinio provisional todavía estaba en curso.

   De hecho, el candidato del PRO, Miguel del Sel, estuvo acompañado del líder del partido, intendente de Buenos Aires y precandidato a presidente del país, Mauricio Macri, que viajó a la provincia para intentar capitalizar una eventual victoria que, por el momento, está en suspenso.

   "Estamos convencidos de haber ganado con una pequeñísima diferencia", dijo Macri aun cuando el escrutinio provisional le llevaba la contraria, y Del Sel advirtió que pedirán "que se cuente voto por voto". En el búnker del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS) celebraban casi a la misma hora la victoria de su candidato, Miguel Lifschitz, además de sus victorias municipales como la intendencia de la importante ciudad de Rosario.

   En las elecciones primarias de esta provincia ya había ocurrido un suceso similar, en el que el escrutinio provisional arrojaba un 100 por ciento de votos escrutados cuando, en realidad, faltaba un 10 por ciento de votos por escrutar, unos 200.000.