Maduro achaca las causas del último apagón a un "ataque con fusil" registrado en una central hidroeléctrica

Actualizado 28/03/2019 8:25:46 CET
Varios estados venezolanos y algunos sectores de Caracas registran nuevos apagon
TWITTER

MADRID, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha achacado este miércoles las causas del apagón a un incendio provocado por un "ataque con fusil" contra una central hidroeléctrica del país, según ha informado la cadena de noticias Telesur.

Tal y como ha explicado, el sabotaje eléctrico consistió en un incendio provocado por un fusil en "un lugar vital para la transmisión de energía eléctrica". Así, ha señalado que el ataque a la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, ubicada en el Guri, consistió en un incendio provocado con fusil en el patio de los autotransformadores. En este sentido, ha culpado a un posible francotirador.

"Fue un ataque con fusil, seguramente por un francotirador lo que generó un daño que buscaba dejar varias semanas sin luz al país. Los trabajadores incansables permitieron la reparación", ha manifestado. La Fiscalía continúa investigando para dar con los responsables en lo que ya casi supone el tercer día de apagones en Venezuela.

El mandatario venezolano ha destacado que los trabajadores de Corpoelec y las fuerzas de seguridad están trabajando en la fase de reconstrucción de lo quemado. Además, ha recalcado que hasta el momento se ha restablecido el servicio en el 80 por ciento del país.

La país miembro de la OPEP, que cuenta con las mayores reservas de crudo del mundo, ha sufrido prolongados cortes de energía en las últimas semanas. El lunes por la tarde hubo un apagón con reanudaciones intermitentes del suministro y el martes la caída del servicio se extendió hasta casi el final del día.

Este miércoles por la noche el servicio se ha visto interrumpido nuevamente en áreas de Caracas y otros estados del país, como Aragua, Anzoétegui, Barinas, Bolívar, Carabobo, Falcón, Miranda, Mérida, Nueva Esparta y Zulia, entre otros, según ha recogido el diario local 'El Nacional'.

El Gobierno de Maduro, que está acosado por una creciente presión internacional encabezada por Estados Unidos para que abandone el poder, ha asegurado que los apagones son producto de un sabotaje de sus adversarios que buscan derrocarlo para apoderarse de las riquezas petroleras venezolanas.

Especialistas en temas eléctricos, en cambio, han afirmado que la crisis de suministro que aqueja al país desde hace varios años y que se intensificó el 7 de marzo con un apagón nacional de cinco días, se debe a la falta de mantenimiento y de inversiones en la infraestructura.

El autoproclamado "presidente encargado" de Venezuela, Juan Guaidó, ha convocado para el 30 de marzo una nueva protesta en esta ocasión por los apagones que está sufriendo la nación caribeña.

Guaidó ha pedido así a los venezolanos que vuelvan a salir a la calle el sábado para protestar por los cortes de luz que se han producido esta semana, después de que casi todo el país estuviera a oscuras durante cinco días por el apagón del 7 de marzo.

Para leer más