El 40% de las violaciones registradas en Acapulco (México) son a menores

Protesta contra la violación en Uttar Pradesh (India)
REUTERS / CATHAL MCNAUGHTON - Archivo
Publicado 26/09/2018 11:12:26CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 26 Sep. (Notimérica) -

   La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) ha informado en rueda de prensa que en los últimos dos años han sido atendidas en la ciudad de Acapulco por violación 392 personas, de las cuales el 40% eran menores de edad.

   El director general de MSF en Acapulco, Jesús Toro, ha dado a conocer a los medios de comunicación la nueva campaña frente a las agresiones sexuales: 'Sanar es Posbile' dirigida por el Servicio Médico Integral junto a la Secretaría de Salud.

   El plan ofrecerá servicios gratuitos tanto médicos como psicológicos en el hospital Donato G. Alarcón de Renacimiento y en la Clínica Avanzada de Atención Primaria a la Salud. Podrán acceder a toda la información a través de la página de Facebook y mediante la aplicación de mensajería móvil Whatsapp con el número 7446728844.

   Toro indicó que los menores de 15 años son especialmente vulnerables en este contexto de violencia que afecta desde hace más de una década a la población.

   El director añadió, además, que "después de dos años atendiendo a sobrevivientes de violencia sexual en Acapulco, hemos identificado que la mayor barrera para que acudan a recibir atención médica oportuna se debe a que desconocen el riesgo físico y el psicológico que corren si no reciben atención médica integral inmediata".

   Según la organización médica, una persona que sufre una violación debe acudir en las próximas 72 horas al médico para evitar una enfermedad de transmisión sexual y en los cinco días posteriores para evitar el embarazado.

   Los miembros de MSF explicaron, también, que las cifras oficiales sitúan a México como el lugar dónde más violaciones a menores se producen en el mundo, de las cuales el 75 por ciento son producidas por un familiar o persona cercana. Sin embargo tan solo el 6 por ciento de los casos se denuncia ante la policía, según ha informado el responsable de MSF.

Contador