El actor mexicano Pablo Lyle y el puñetazo que puede llevarle a prisión

Actualizado 12/04/2019 15:19:48 CET
El actor mexicano Pablo Lyle y el puñetazo que puede llevarle a prisión
TWITTER

   MADRID, 12 Abr. (Notimérica) -

   Pablo Lyle ha pasado de ser un actor mexicano de cierta relevancia y fama, a tener detrás a cientos de periodistas a diario, y lamentablemente el motivo no tiene que ver con su carrera profesional. El pasado 31 de marzo, el actor golpeó en plena calle de Miami a un hombre, de origen cubano y de 63 años, que como consecuencia resultó fallecido tres días después. Desde entonces, la vida de Pablo Lyle ha cambiado por completo.

   Los hechos ocurrieron en la ciudad estadounidense de Miami, en el estado de Florida, donde supuestamente Lyle se encontraba viajando en un coche junto a su esposa, Ana Araujo, su hijo de 6 años y su cuñado, Lucas Delfino, quien conducía el automóvil. Al parecer, el coche en el que viajaba Lyle tuvo un percance con una camioneta azul, conducida presuntamente por Juan Ricardo Hernández, pero de momento se desconocen los hechos con certeza.

   Lo que sí se sabe es que, en un momento dado y en plena vía pública, Hernández se bajó del coche y, según unos videos difundidos por las redes sociales y que están en manos de las autoridades, quienes parecen ser presuntamente Lyle y su cuñado también descienden del suyo. El actor, supuestamente, se acerca hasta el hombre y le asesta un puñetazo en la cara, el cual le hace caer al suelo mientras Lyle vuelve al coche y este se da a la fuga.

   

   Gracias a la colaboración ciudadana, Lyle fue detenido poco tiempo después, mientras Juan Ricardo Hernández permanecía en estado grave a consecuencia del golpe en un centro hospitalario. Al día siguiente, el día 1 de abril, Lyle permanecía retenido en el aeropuerto de Miami acusado de agresión, pero tras el pago de una fianza de 5.000 dólares fue puesto en libertad.

   Desgraciadamente, Hernández falleció tres días después por "complicaciones de una herida contundente en la cabeza", tal y como reveló el Departamento Forense del Condado Miami Dade, recoge 'El Correo'. Este hecho llevó a que la situación del actor azteca cambiase radicalmente, pues la fiscalía ha solicitado que Lyle pase a ser procesado por los cargos de homicidio involuntario o asesinato en segundo grado, los cuales pueden conllevar penas de incluso 12 años de cárcel.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Despierta America (@despiertamerica) el

   Tras hacerse públicas las imágenes en las que se aprecia a Lyle golpeando a la víctima y huyendo del lugar, y después de que este falleciera, el actor fue detenido y obligado a comparecer el lunes 8 de abril ante la justicia estadounidense. Desde entonces, el intérprete está impedido de viajar a México y permanece en arresto domiciliario, con un monitor GPS en la pierna y habiendo pagado una fianza de 50.000 dólares.

   En la audiencia que determinó la actual situación del mexicano, según el medio 'ABC', Lyle aseguró ante el magistrado haber golpeado a Hernández porque "temió por su vida" y por la de su familia, que se encontraba en el mismo coche en el que viajaba el actor. Su abogado, Philip Reizenstein, indicó que el intérprete no tuvo intención de matar a nadie y que todo fue fruto de un desafortunado accidente.

   Según 'Telemundo', el estado de Florida contempla una ley sobre la defensa propia que podría ser de utilidad a Lyle para argumentar su defensa, pues podría aducir que Hernández también levantó los puños. Sin embargo, los videos publicados por medios estadounidenses demuestran que tanto el actor como su cuñado huyeron del lugar, aún viendo que el hombre estaba inconsciente en el suelo, sin verificar su estado ni llamar a ningún tipo de servicio de emergencias.

   El próximo 1 de mayo se revisará la situación de Lyle en el mismo juzgado y se determinará si es juzgado por homicidio en segundo grado.

Para leer más