Actualizado 03/10/2017 10:23 CET

El asesinato de las hermanas Mirabal, origen del Día Contra la Violencia de Género

   SANTO DOMINGO, 25 Nov. (Notimérica) -

   El 25 de noviembre se conmemora en todo el mundo el tristemente necesario Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer, popularmente conocido como El Día Contra la Violencia de Género. Esta fecha fue elegida por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1999, habiéndose celebrado ya en 16 ocasiones, pero ¿por qué el 25 de noviembre?

   La celebración de este día un 25 de noviembre fue propuesto por la República Dominicana y apoyado por 80 países. La fecha elegida es un homenaje a las hermanas Mirabal --Patria, Minerva y María Teresa--, ya que el 25 de noviembre de 1960 fueron asesinadas en República Dominicana por la policía del dictador Rafael Leónidas Trujillo, que en ese momento gobernaba el país.

   Las tres hermanas eran importantes activistas en contra de la dictadura de Trujillo, cuyo mandato fue responsable de la muerte de unas 5.000 personas. Una de ellas, Minerva Mirabal, llegó incluso a presidir el 'Movimiento Revolucionario 14 de junio', un organismo clandestino cuyo objetivo era derrocar al régimen de Trujillo.

   La resistencia de estas tres hermanas a la opresión y su intento de instaurar de nuevo la libertad y la democracia llevó a la encarcelacíon de Minerva y María Teresa junto con sus maridos y otros revolucionarios. Las mujeres habían sido condenadas a tres años de cárcel, pero debido a diferentes presiones internacionales fueron liberadas a los pocos meses.

   Aún así, su activismo contra el régimen de Trujillo terminó por pasarles factura. El Servicio de Inteligencia Militar (SIM), bajo el mando del general Pupo Román, fue el encargado de terminar con la vida de estas tres mujeres, a las que subieron a un coche a punta de pistola y apalearon hasta la muerte, colocando luego sus cuerpos en un vehículo para simular un accidente.

   La repercusión del asesinato de las tres mujeres fue tal que terminó con el derrocamiento de Trujillo, líder de un régimen sangriento que sometió a la Republica Dominicana a los 30 años más terribles de su historia reciente.

   El reconocimiento de esta fecha, coincidiendo con el feminicidio de las hermanas Mirabal, pretende homenajear a las víctimas de esta lacra internacional, así como suponer una reflexión sobre las diferentes formas en las que se ejerce la violencia contra las mujeres, que no es solo física, aunque esta sea la más visible, sino también psicológica, sexual, económica e institucional.