Actualizado 15/07/2014 13:57 CET

La violencia de género, una lacra permanente que se alimenta en el Mundial

Violencia de género
Foto: REUTERS

MADRID, 15 Jul. (Notimérica/EP) -

   Varios estudios han demostrado que hay una estrecha relación entre dos fenómenos que se pueden considerar mundiales: el fútbol y la violencia contra las mujeres o, más bien, entre las derrotas deportivas y la violencia de género.

   Un estudio realizado por un criminólogo de la Universidad de Lancaster, Inglaterra, señala cómo la violencia aumentó un 25% en este país durante el Mundial de 2010 cuando su selección fue eliminada en la fase de octavos por Alemania.

   Por ello, una organización con espíritu social -y cuya sede está en Inglaterra- lanzó una campaña de sensibilización durante la Copa del Mundo de este año, como publicó Notimérica.com, con el lema #standupworldcup con la que se ha pretendido concienciar a la sociedad sobre la magnitud e importancia de este problema y evitar que los índices de violencia contra la mujer sigan aumentando como en anteriores competiciones.

   Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de organizaciones y gobiernos para luchar contra este problema y, aunque aún es pronto para evaluar el impacto que el Mundial 2014 ha tenido en los índices de violencia contra la mujer, los datos que ya se han conocido no indican resultados positivos, al contrario, señalan que este asunto es de carácter internacional.

   Este es el caso de Ciudad de México, por ejemplo, en el que la delegación Magdalena Contreras ha detectado un incremento de la violencia contra la mujer durante el evento deportivo mundial que ha tenido lugar, sobre todo, durante los fines de semana y cuando su selección ha jugado.

   Asimismo, las autoridades de Costa Rica ya han señalado aumentos en este tipo de violencia en la competición. La Fuerza Pública costarricense recibió entre 300 y 500 llamadas diarias los días que su equipo jugó contra Uruguay, Italia, Inglaterra y Grecia, cuando la media en un día que no hay fútbol se sitúa entre 70 y 80 llamadas.

   Otro informe del Instituto Nacional de las Mujeres (Inamu) indica que 3 de cada 5 mujeres de Costa Rica sufre algún tipo de violencia cotidianamente, y tan sólo el 16,6% de ellas presenta denuncias.

   Pero lo más preocupante es que este fenómeno se manifiesta en toda América Latina y, aunque el fútbol sea uno de sus detonentes, la violencia de género no termina con el Mundial.

   Por esta razón, es importante seguir creando programas de prevención y lucha contra esta lacra que representa una de las mayores violaciones de los Derechos Humanos. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y varios institutos y organizaciones están apostando por nuevos enfoques que cuestionan el modelo de masculinidad violenta y que intentan modificar estas normas sociales y comunitarias.

   TE PUEDE INTERESAR... 

   ONU pide a Honduras acabar con la impunidad de crímenes de mujeres y niñas

   Nueva campaña para defender la belleza natural

   Un 30% de la población latinoamericana vive en situación de pobreza