Continúan sin identificar los 444 cadáveres encontrados en 2 tráileres de la Fiscalía General de México la semana pasada

Uno de los tráileres de la Fiscalía General mexicana que tenía cadáveres
TWITTER
 
Actualizado 26/09/2018 13:18:22 CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 26 Sep. (Notimérica) -

   En el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, en el municipio de San Pedro Tlaquepaque (Jalisco), han esperado decenas de personas con la esperanza de que alguno de los 444 cuerpos encontrados en dos tráileres, fuesen de sus familiares desaparecidos.

   Sin embargo, tras muchas horas de espera, los familiares no han podido identificarlos debido a la inexistencia de una base de datos. Alejandro Puerto, tío de uno de los desaparecidos, ha contado lo sucedido al medio mexicano 'Excelsior': "La espera para todos era muy larga, porque te pasaban a una oficina donde realizaban la búsqueda, cotejando la descripción que tu habías dado en el primer filtro, con la base de datos del Instituto", ha relatado.

   Puerto ha añadido, además, que "el detalle fue que esta base de datos no es ni siquiera digital, no es una base datos fiable, lo datos ni siquiera están protegidos. La base datos con la que ellos la cotejaban eran unas carpetas de archivo, de esas verdes con aros grandes".

   Muchas familias regresarán para que continúen buscando en los archivos con la esperanza de encontrar a sus seres queridos. Todavía quedan 422 cuerpos refrigerados sin identificar.

   Por otra parte, la fiscal que se encarga del caso, Marisela Gómez Cobos, ha informado de que, hasta el momento, solo 21 cuerpos han sido enterrados tras recabar todos los datos: perfil genético, dactilar, odontológico y fotográfico.

   TRÁILERES DE LA FISCALÍA GENERAL

   Los cadáveres fueron encontrados la semana pasada en Jalisco en dos camiones diferentes. Los camiones pertenecían a la Fiscalía General de México y se encontraron abandonados en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga (Jalisco) con 444 cadáveres en su interior.

   La polémica no tardó en llegar y acusaron a las autoridades de Jalisco de estar manipulando cuerpos. El director del instituto forense, Luis Octavio Cotero, que fue despedido tras el hallazgo, dijo a Reuters que el organismo no era responsable de almacenar los cuerpos sin identificar y acusó al Gobierno de convertirlo en un chivo expiatorio.

   Añadió, también, que "se estaba buscando un lugar decorosamente para enterrar los cuerpos una vez que se construyera un cementerio, pero hasta fecha estaba suspendida la obra y no se tenía un lugar donde construir".

tráiler

Contador