¿Cuáles son los motivos que hay detrás del histórico apagón que dejó a oscuras a Argentina y Uruguay?

Publicado 18/06/2019 12:27:01CET
TWITTER

   MADRID, 18 Jun. (Notimérica) -

   El apagón que dejó sin suministro eléctrico a Argentina y a Uruguay este domingo se originó en un problema en el sistema de transporte entre las centrales hidroeléctricas de Yacyretá y de Salto Grande, según informó el presidente de la empresa estatal de energía eléctrica UTE, Gonzalo Casaravilla.

   Eran las 7.07 (hora local) de la mañana del domingo cuando Argentina y Uruguay se quedaron sin energía eléctrica en el 100% de sus territorios. La falla sorprendió a usuarios y autoridades de ambos países, que no tenían registros de interrupciones de energía de esa magnitud.

   La primera explicación vino desde el lado uruguayo, con un comunicado de la empresa eléctrica estatal UTE: "A las 7.06 un desperfecto en la red argentina afectó el sistema interconectado dejando sin servicio todo el territorio nacional, al igual que varias provincias del vecino país".

   Por su parte, Edenor, una de las empresas privadas encargadas de la distribución en Argentina, especificó más tarde que se trató de una "falla general en el Sistema Argentino de Interconexión (SADI)" que "afectó a todo el país".

   Para el ingeniero eléctrico uruguayo Gabriel Di Lavello, la clave para entender lo sucedido está en comprender el funcionamiento del SADI argentino y el SIN (Sistema Interconectado Nacional) de Uruguay, según señaló para la agencia 'Sputnik'.

   Di Lavello recordó que ambos países se encuentran interconectados a través de dos puntos sobre el Río Uruguay: la represa hidroeléctrica de Salto Grande, en la unión de las ciudades Salto (Uruguay) y Concordia (Argentina), y un poco más al sur, en la unión de las pequeñas localidades de San Javier (Uruguay) y Colonia Elia (Argentina).

   Esta interconexión de los sistemas eléctricos uruguayo y argentino nació en 1979, cuando se puso en funcionamiento la represa de Salto Grande, de administración binacional. La generación compartida también abrió el camino para que ambos países pudieran colaborar ante problemas de distribución de energía.

   El experto detalló que la interconexión permite "tener respaldo en cualquiera de los dos lados en caso de tener problemas". En ese sentido, recordó que muchas veces Argentina solicita a Uruguay generación de electricidad para resolver problemas en el litoral de su territorio.

   Aunque las causas específicas de este apagón deberán ser determinadas por las empresas, Di Lavello especuló con que las intensas tormentas que azotaron el litoral argentino, (donde está ubicada la represa argentino-paraguaya Yaciretá, sobre el río Paraná) pueden haber tenido su participación.

   "Usualmente los rayos caen sobre las líneas y eso provoca algo que se llama 'recierre', es decir, que las protecciones sacan de servicio esas líneas por milisegundos y las vuelvan a conectar para que no tenga una falla", explicó.

   Según el experto, la falla inicial provocó un 'disparo de carga' que disminuyó la cantidad de energía consumida. Al disminuir la carga, la generación pasó a ser mayor y, por los mecanismos automatizados para mantener estable el sistema, la frecuencia comenzó a aumentar.

   "La frecuencia debe haber subido hasta tal punto que activó la protección de los generadores que los saca de servicio si la frecuencia es muy alta para que no corran el riesgo de romperse", explicó, en relación a lo que se conoce como 'Disparo Automático de Generación' (DAG).

   La carga se mantenía en el mismo nivel, por lo que se activó otro de los mecanismos automáticos, el 'Disparo Automático por Frecuencia' (DAF), que disminuye la carga para volver a estabilizarse en los 50 Hz. Finalmente, la operación a baja frecuencia, con muy poca generación y alta carga "hizo colapsar a los dos sistemas".

Para leer más