Actualizado 27/04/2015 22:30 CET

¿Cómo es Nepal, el país alcanzado por el trágico terremoto?

Katmandú tras el terremoto
Foto: SUJEETA MATHEMA/ACTIONAID NEPAL

SÃO PAULO, 27 Abr. (Notimérica) -

   El fuerte terremoto que alcanzó Nepal el pasado sábado ha acabado generando preguntas y curiosidades sobre ese país asiático poco conocido y recordado muchas veces por tener el punto más alto de la Tierra, el Monte Everest, con 8.848 metros de altura.

   Con una población de cerca de 30.000 millones de habitantes, Nepal se encuentra en la frontera con China y con la India, siendo un país sin costa marítima localizado en el centro de Asia. La capital del país es Katmandu y en ella vive casi un millón de personas, y la gran mayoría de la población nepalesa vive en pequeños pueblos en las montañas.

   La economía del país se basa en la agricultura y en el turismo, por lo que el terremoto ha tenido efectos devastadores para Nepal, que el año pasado recibió casi 600.000 turistas, según la web oficial de turismo.

   Además de recibir muchos turistas aficionados a la escalada que quieren conocer la cordillera del Himalaya, Nepal atrae a gente interesada tanto en su historia como en sus monumentos, algunos de los cuales fueron destruidos o parcialmente afectados por el terremoto del pasado sábado, como el caso de algunos palacios y templos de la plaza Durbar, uno de los principales puntos turísticos de la capital.

   Otra de las atracciones de la ciudad que ha quedado destruida ha sido la torre de Dharahara, que tenía nueve pisos y casi 60 metros de altura y ofrecía una visión general de la ciudad. Ahora, a penas queda su base, con cerca de 10 metros de altura. En el momento del terremoto unas 200 personas estaban en la torre.

   Ya es la segunda vez que la torre, construida en 1832, es derrumbada por un terremoto, ya que en 1934 otro temblor acabó destruyendo este punto turístico parcialmente y dejó 10.700 fallecidos en todo el país.

TERREMOTOS HISTÓRICOS.

   Los terremotos tienen lugar con cierta frecuencia en Nepal, y eso sucede porque el país está en una de las regiones del mundo con mayor actividad sísmica.

   De hecho, la cordillera del Himalaya es el resultado de esa actividad, como fruto del movimiento de la placa tectónica indiana bajo la placa tectónica eurasiana. En un año, dichas porciones de corteza convergen a un ritmo de 4 a 5 centímetros.

   Los últimos tres grandes terremotos registrados en el país, anteriores a esta semana, tuvieron lugar en 1905, 1934 y 2005 y fueron de 7,5, 8,3 y 7,6 en la escala de Richter, respectivamente.