¿Cómo es un día en el espacio?

Actualizado 04/12/2014 20:24:21 CET
¿Cómo Es Un Día En El Espacio? Un Día A Bordo De La Estación Espacial
Foto: TWITTER NASA ASTRONAUT

MADRID, 4 Dic. (Notimérica) -

   Pese a que amanece y atardece 16 veces al día, la vida en el espacio es menos romántica y melancólica de lo que las películas nos quieren hacer ver. El día a día de los astronautas está planificado al milímetro y cosas cotidianas como comer o ducharse necesitan el permiso de la ausencia de gravedad.

   Una alarma, o una música elegida especialmente por los centros de control de la misión en la Tierra despierta a los astronautas de la Estación Espacial Internacional (ISS) para que comiencen su jornada de trabajo. Sus horarios están basados en los de la misión de control en la Tierra en Texas, Houston o Moscú.

   Lo primero es ducharse, pero es imposible que haya agua corriente sin gravedad, por lo que la mayoría de las veces se asean frotándose con un paño con jabón.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Después desayunan y se dedican a sus tareas dentro de la misión. Estas van desde preparar y llevar a cabo experimentos científicos, a tareas de limpieza y reparación de la ISS, pasando por los famosos paseos espaciales. También emplean tiempo cargando los transbordadores de la basura que han generado, o descargando los suministros que les envían desde nuestro planeta.

   La hora de comer en el espacio tampoco se deja al azar, y pueden disfrutar de comida cada vez más similar a la que podrían consumir en la Tierra, con más de 100 productos.

   Cada pocos meses un trasbordador les provee de fruta fresca, agua, y comida envasada y conservada de forma especial. La comida que viaja al espacio está liofilizada, precocinada, o deshidratada. Esta última se puede consumir cuando le añaden agua caliente.


   La tripulación de la ISS hace tres comidas al día, y cuenta con snacks que pueden comer en cualquier momento. Pero, coman lo que coman, deben ingerir al menos 2000 calorías al día y registrar en el ordenador esos alimentos para que desde la Tierra controlen su dieta y les digan si deben mejorarla.

   El espacio es una oportunidad para los científicos de estudiar como se comportan las cosas en ausencia de gravedad. La ISS cuenta con tres módulos especiales de laboratorio acoplados, en los que se realizan experimentos constantemente, muchos de los cuáles exigen el contacto con la Tierra.

    Los mismos astronautas son, por otro lado, ratas de laboratorio para la Biología o la futura exploración de Marte, ya que se analiza cómo les afecta vivir en un entorno sin gravedad.

    El ejercicio físico es un factor importante para sobrevivir al espacio, por ello la tripulación pasa al menos dos horas del día en las máquinas de ejercicio de la ISS. Tienen que atarse a ellas para no flotar y mientras las utilizan un ordenador registra sus constantes vitales.


    Hacer ejercicio no es una opción, ya que los huesos músculos y órganos se debilitan en el espacio por la falta de gravedad. Además con el deporte se minimiza la pérdida de masa muscular y facilita que el astronauta se readapte cuando vuelva a la Tierra y sus músculos y huesos sí tengan que hacer frente a su peso corporal.


PASEOS ESPACIALES

   Los paseos espaciales, conocidos oficialmente como Extravehicular Activity, son una parte esencial del trabajo en la ISS, además de una escena obligada para las películas espaciales. En la realidad se utilizan para hacer reparaciones en la nave, instalar nuevos equipamientos o hacer experimentos.

   Imposible dar uno de estos paseos espaciales sin un traje protector. Este permite a los astronautas respirar, les protege del exceso de radiación y mantiene su temperatura corporal.

   Eso sí, la presión del aire con oxígeno de estos trajes es menor que la de la estación espacial, por lo que los astronautas deben pasar  cuatro horas respirando este aire antes de salir al espacio para habituarse.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Los paseos espaciales pueden durar horas. El récord lo tienen los astronautas Susan Helms y James Voss, que pasaron casi nueve horas fuera de la ISS en marzo de 2001.

   Aunque el estar constantemente ocupados ayuda psicológicamente a los astronautas para enfrentarse a su aislamiento, también son necesarios los momentos de ocio y descanso y la comunicación con nuestro planeta. Pueden recibir una videollamada de la Tierra a la semana y correos electrónicos diarios. En los últimos años Twitter les ha permitido transmitir su experiencia a todo el planeta.

   En su equipaje personal los astronautas suelen llevar juegos de mesa, música, películas e incluso sus propios instrumentos. La Agencia Espacial Europea revela que los rusos prefieren la guitarra acústica, y que el estadounidense Frank Culbertson fue el más original y se llevó su trompeta.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Hay 16 amaneceres y atardeceres cada 24 horas en la ISS, así que no es fácil saber cuando es la hora de dormir en la ISS. Esto obliga a los astronautas a utilizar antifaces para dormir o un cobertor en las ventanas para que no les moleste la luz del sol.

   El horario establecido les deja ocho horas de sueño después de las horas de trabajo. Cuando llega la hora de descansar, la mayoría de los tripulantes de la ISS cuernta con su propia cabina. Son pequeñas pero cuentan con una lámpara de lectura, un estante y un escritorio y allí puede guardar el astronauta sus objetos personales o su portátil.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   No hay que olvidar tampoco que en el espacio no hay arriba ni abajo, ni gravedad, así que los sacos de dormir están amarrados a las paredes de la nave para que no floten.

   Los astronauras suelen sufrir trastornos de sueño hasta que se habitúan a su nuevo hogar. Si el insomnio les vence, siempre pueden admirar la Tierra desde las múltiples ventanas de la Estación Espacial.

MÁS NOTICIAS...

Astrofísicos diseccionan Interstellar

Astronautas de la NASA celebran Acción de Gracias en el espacio

La obra de Darwin en digital y más accesible que nunca