Día Internacional de los Bosques, una celebración donde Iberoamérica tiene pocos motivos para festejar

Publicado 21/03/2019 13:13:48CET
PIXABAY

   MADRID, 21 Mar. (Notimérica) -

   Según cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Iberoamérica perdió 97 millones de hectáreas de bosque entre 1990 y 2015.

   Este es un dato muy preocupante que destaca este 21 de marzo al celebrarse el Día Internacional de los Bosques. Estos son imprescindibles para el beneficio de las generaciones presentes y futuras, además de tener un papel fundamental en la erradicación de la pobreza.

   Los bosques son una parte fundamental del paisaje iberoamericano. De hecho, casi una cuarta parte de la extensión mundial de bosques --unos 4.000 millones de hectáreas-- se encuentra en América Latina y el Caribe.

   Sin embargo, el informe 'El estado de los bosques' presentado por la FAO en 2018 advierte que América Latina y el Caribe es una de las regiones del mundo donde la deforestación no se ha detenido.

   De este modo, el porcentaje de superficie forestada en América Latina y el Caribe pasó de 51,3% en 1990 a 47% en 2010. La pérdida de bosques no se detuvo y en 2015 había vuelto a caer, llegando a representar el 46,4%.

   Brasil se mantiene con el segundo país con mayor superficie boscosa del mundo, con 493,5 millones de hectáreas de bosque. A nivel iberoamericano, a Brasil le sigue Perú, con 73 millones de hectáreas forestadas. En tercer lugar está México, con 66 millones de hectáreas y luego aparece Colombia, con 58,5 millones, y Bolivia con 54,7 millones.

   Iberoamérica engloba cinco de las formaciones más boscosas del planeta. La principal de ellas es la Amazonia, considerado el bosque tropical más grande del mundo. Con casi siete millones de kilómetros cuadrados, abarca territorios de Brasil, Perú, Colombia, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Guyana y Surinam.