Actualizado 11/03/2015 22:32:02 +00:00 CET

Dimite el jefe de Policía de Ferguson tras denuncias de sesgo racial

Dimite el jefe de la Policía de Ferguson, Thomas Jackson
Foto: LUCAS JACKSON / REUTERS

WASHINGTON, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El jefe de Policía de Ferguson, Thomas Jackson, ha anunciado su dimisión tras el informe del Departamento de Justicia de Estados Unidos que denuncia un "sesgo racial" en las prácticas policiales en esta localidad de Misuri.

   Jackson hará oficial su renuncia en una rueda de prensa convocada a las 16.00 hora local en el Ayuntamiento de Ferguson. La dimisión tiene efectos inmediatos, según ha adelantado el diario 'Saint Louis Post'.

   Además, Jackson ha confirmado que su sustituto será un jefe interino que designará la Policía de Ferguson. El mando policial entiende "que es tiempo de pasar página" y, según ha expresado en una carta, ha considerado "un honor y privilegio" servir a la ciudad de Ferguson y "continuará" haciéndolo como ciudadano.

   La marcha de Jackson le convierte en el sexto funcionario público de Ferguson que deja su puesto tras la polémica por la muerte de Michael Brown, un joven afroamericano que murió a causa de los disparos de Darren Wilson, un policía blanco de Ferguson, hecho que desató una serie de protestas en la ciudad del medio oeste.

   A principios de marzo, un informe del Departamento de Justicia estadounidense acusó a la Policía de Ferguson de actuar basándose en prejuicios raciales, así como de violar repetidamente los derechos constitucionales de ciudadanos. Así, según los documentos policiales desde 2012, el informe alertaba de detenciones sin causas probables y de un uso excesivo de la fuerza.

DIMISIÓN DEL ADMINISTRADOR MUNICIPAL

   La dimisión de Jackson se une a la del administrador municipal, John Shaw, quien este martes presentó su renuncia, sólo unos días después de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentase su informe.

   El anuncio se produjo durante una reunión del Consejo Municipal, en medio de un clima confuso, marcado por el informe judicial y el recuerdo de la muerte a manos de un agente de la policía de Michael Brown, un joven afroamericano desarmado que fue tiroteado hasta la muerte en la ciudad de Ferguson.

   Shaw, de 39 años, había quedado en un segundo plano tras la presentación del citado informe, mientras que el jefe de Policía de la ciudad y el alcalde se convirtieron en las caras públicas de la agitación en Ferguson, tal y como ha señalado el diario estadounidense 'The New York Times'.

   Sin embargo, el informe apuntaba a Shaw como uno de los funcionarios responsables de gran parte de la conducta cuestionable por parte de la Policía y los tribunales locales, ya que es el encargado de su supervisión.

   Por su parte, el alcalde de Ferguson, James Knowles III, ha declarado que seguirá en el cargo, a pesar de las especulaciones sobre lo contrario.