EEUU hará una segunda revisión médica a los niños migrantes bajo custodia policial tras la muerte de dos menores

Agentes de EEUU en la frontera con México
REUTERS / MIKE BLAKE
Actualizado 26/12/2018 20:12:02 CET

   WASHINGTON, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Agencia de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) de Estados Unidos ha anunciado este miércoles que hará una segunda revisión médica a los niños migrantes que se encuentran bajo custodia policial, tras la muerte de dos menores guatemaltecos en la última semana.

   La CBP ha indicado en un comunicado que a partir de ahora realizará "chequeos médicos secundarios" a todos los niños bajo custodia, poniendo especial atención a los menores de diez años.

   Para ello, está sopesando solicitar ayuda adicional de otras agencias federales, como los departamentos de Sanidad y Defensa, y pedir a los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (CDC) que se encarguen de coordinar.

   Además, la CBP ha indicado que está revisando las condiciones en las que viven los migrantes detenidos en las instalaciones de El Paso, Texas, para mejorarlas, de acuerdo con CBS.

   Tanto los adultos como los niños migrantes que cruzan ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos son detenidos en centros federales a la espera de que se resuelva su situación en el país. En este tiempo, reciben la atención médica necesaria, ha defendido el Departamento de Seguridad Nacional.

   La primera muerte de un menor migrante al cuidado de las autoridades estadounidenses se produjo el 8 de diciembre. Jakelin Caal, guatemalteca de 7 años, comenzó a tener fiebre, vómitos y convulsiones. Fue trasladada a un hospital de Texas donde murió horas después. Al parecer, sufría deshidratación. Ya ha sido enterrada en su aldea natal de San Antonio Secortez, una comunidad maya.

   El martes, la CBP confirmó la muerte de un segundo niño. Se trata de Felipe Gómez Alonzo, de 8 años, que llegó a Estados Unidos el 18 de diciembre junto a su padre y otro grupo de migrantes. El martes comenzó a presentar "signos de una enfermedad potencial" y se le llevó a un hospital de Alamogordo, en Nuevo México, donde le diagnosticaron un simple catarro. Poco después volvía al mismo centro donde finalmente murió.

   La portavoz del Ministerio de Exteriores de Guatemala, Marta Larra, ha indicado este miércoles que los padres del niño, que hablan una lengua maya y un poco de español, han solicitado una autopsia que esperan que se haga lo antes posible para que el cadáver pueda ser repatriado. Los resultados se conocerían esta misma semana, ha precisado, según informa Reuters.

   Estados Unidos ha sido ampliamente cuestionado por su trato a los migrantes. El presidente, Donald Trump, llegó a autorizar a las fuerzas de seguridad que usaran fuego real contra quienes intentaran cruzar la frontera, aunque después corrigió.

   El Gobierno de Guatemala ha pedido una investigación "clara" sobre ambos casos, una petición a la que se ha sumado el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

   Miles de migrantes centroamericanos marchan desde octubre hacia Estados Unidos en una caravana que ha desbordado a las autoridades de los países de tránsito y destino y ha puesto de relieve la situación de pobreza y violencia en la región.

Contador