Publicado 26/11/2015 18:41CET

Encuentran un cuerpo que eleva a 13 los muertos por el alud en Mariana (Brasil)

   SAO PAULO, 26 Nov. (Notimérica) -

   El Cuerpo de Bomberos del estado brasileño de Minas Gerais ha localizado este jueves el cuerpo de una víctima que eleva a 13 el número de víctimas mortales por el alud de barro que sepultó Mariana, en el sureste de Brasil, hace tres semanas.

   Tres semanas después de la rotura de las presas que desencadenó el desastre, sólo ocho de los 13 cuerpos han sido identificados y son consideradas víctimas oficiales. Los otros cinco deben pasar por el proceso de identificación y, por tanto, todavía forman parte de la lista de desaparecidos, que en total son 11.

   El cuerpo que ha sido encontrado este jueves estaba cerca del distrito Ponte do Gama, en Mariana, uno de los más afectados por el alud de barro. Según los Bomberos, la víctima se encontraba en un local de difícil acceso que fue encontrado por los perros rastreadores que forman parte del equipo de búsqueda.

POSIBLE RIESGO TÓXICO

   Los relatores de Medio Ambiente y de Sustancias Tóxicas de Naciones Unidas, John Knox y Baskut Tuncak respectivamente, han indicado este miércoles que las medidas tomadas por la empresa Samarco y por el Gobierno brasileño para evitar que los daños provocados por la rotura de presas son "claramente insuficientes".

   En un comunicado que ha sido divulgado este jueves, han defendido que "el Gobierno y las empresas deben hacer todo lo que esté a su alcance para evitar más daños, incluyendo la exposición a metales pesados y a otras sustancias químicas tóxicas".

   Según los relatores, la presa continúa con altos niveles de metales pesados y otros productos químicos tóxicos. "No es aceptable que se haya habido que esperar tres semanas para que las informaciones sobre los riesgos tóxicos de la catástrofe hayan llegado a la zona", han afirmado los especialistas.

   Las empresas que conforman Samarco --Vale y BHP Billiton-- negaron en todo momento que los residuos que se generaron tras la rotura de las presas fueran tóxicos.