Actualizado 01/04/2015 14:44 CET

Imputan intento de asesinato al agresor del embajador de EEUU en Corea

Embajador de EEUU en Corea herido
Foto: YOUTUBE

   SEÚL, 1 Abr. (Reuters/Notimérica) -

   La Fiscalía coreana ha imputado a Kim Ki Jong, el hombre que el pasado 5 de marzo atacó con una cuchilla al embajador estadounidense, Mark Lippert, el cargo de intento de asesinato.

   Kim, de 55 años, ha sido acusado de intento de asesinato, agresión a un diplomático extranjero y obstrucción del deber, según han informado a Reuters fuentes de la Fiscalía de Seúl.

   El agresor se enfrenta a una posible cadena perpetua o incluso a la pena de muerte, que raramente se aplica en Corea del Sur, en caso de ser declarado culpable.

   No obstante, la Fiscalía sigue estudiando si Kim habría infringido la ley de Seguridad Nacional, una normativa de instaurada hace 67 años que prohíbe el apoyo a Corea del Norte. Este matiz es visto por amplios sectores de la sociedad coreana como un intento de politizar el caso.

   Por su parte, Lippert, que sufrió graves cortes en el rostro y en la muñeca por los que recibió más de 40 puntos de sutura, regresó a su puesto de trabajo la pasada semana. El diplomático agradeció este miércoles con una carta las muestras de apoyo que ha recibido tras el ataque.

   "Significó mucho para mí y mi familia recibir el calor y la atención de la comunidad coreana", expresó Lippert, quien tras el atentado permaneció cinco días ingresado en un hospital.

AGRESIÓN

   El funcionario estadounidense, de 42 años de edad, fue atacado el pasado 5 de marzo, cuando se encontraba de camino a una conferencia programada para la mañana de ese jueves en el centro de la capital del país, Seúl.

   Lippert fue trasladado de inmediato a un hospital del que salió el 9 de marzo para continuar su recuperación en casa.

   Tras producirse la agresión, la Policía coreana comenzó a investigar los posibles lazos entre la agresión y las múltiples visitas a Corea del Norte del agresor, Kim Ki Jong, de 55 años, un nacionalista coreano que dijo estar protestando contra los ejercicios militares que celebran anualmente Estados Unidos y Corea del Sur.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

   Según los investigadores, Kim visitó siete veces Corea del Norte entre 1999 y 2007, lo que llama la atención ya que la mayoría de los surcoreanos no han visitado nunca la reservada Corea del Norte, ya que os dos estados siguen técnicamente en guerra tras la tregua que puso fin la Guerra de Corea de 1950-53, y una frontera fuertemente militarizada divide la península.

   Aunque el agresor del embajador estadounidense negó que hubiera estado en Corea del Norte y dijo que eso era "una tontería", el Ministerio de Unificación de Corea del Sur dijo que Kim plantó árboles cerca de la ciudad norcoreana de Kaesong, junto a la frontera, durante sus visitas allí. El Ministerio dijo que autorizó estos viajes en su momento.

   En 2010, Kim intentó atacar al embajador japonés en Corea del Sur lanzándole un pedazo de cemento. Fue condenado a una pena de cárcel con remisión condicional, según la Policía.