Actualizado 28/08/2014 11:03:12 +00:00 CET

Cómo jubilarse a los 30: una vida de ahorro, austeridad y libertad

Hucha, ahorro
Foto: JOYOUS!/WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 27 Ago. (Notimérica/EP) -

   El siguiente apartado versa sobre los trucos necesarios para poder ahorrar ese dinero que a final de mes nos ahoga. Dos ejemplos reales de lo que es el ahorro y una buena administración de las finanzas en las historias de un matrimonio que ha logrado jubilarse a los 30 años, y otra pareja que acordó no gastar dinero en un año entero. Ambos experimentos fueron llevados a cabo con éxito, así que es hora de dejar de gastar.

   Las modas de ahora reflejan que el experimento de la modernidad hace tiempo que terminó, mutó y ha acabado por transformarse en el descontento de muchos. Cada vez se busca más lo 'eco', volver a los orígenes, huir del estrés de la sociedad contemporánea. Y la respuesta, más sencilla de lo que parece, puede encontrarse en nuestro bolsillo.

   Ahorrar, ahorrar como si todas las tiendas vendiesen artículos innecesarios. Una pareja canadiense decidió a los 20 años empezar a preocuparse de su jubilación. Comenzaron a no gastar el dinero, una década de trabajo en la que lograron quitarse de encima la hipoteca.

   Pete y su mujer calculan que ahorraron en una década 300.000 dólares solo por no utilizar autos y aproximadamente 75.000 dólares por no ir con frecuencia a restaurantes.

   La filosofía que mantienen se trata de gastar menos dinero, sin importar cuanto ganes, y sustituir las actividades que requieren gastar, como ir en coche al trabajo en lugar de ir en bicicleta.

   Cocinar tu propia comida en lugar de salir a un restaurante cada semana. En lugar de viajar a atracciones turísticas artificiales, haz viajes para ver la naturaleza; en vez de ver la televisión, usa tu tiempo para aprender cosas nuevas. Tomar estas medidas como estilo de vida, cuando ahorrar parte de la reflexión de lo que realmente necesitas.

'EL AÑO DE NO COMPRAR NADA'

   Y esa necesidad es precisamente la que dejaron de sentir otra pareja de amigos canadienses al iniciar un reto que les hizo famosos: 'El año de no comprar nada'. Se propusieron no gastar dinero en un año en todo aquello que no fuese comida, es decir, drásticamente indispensable.

   La iniciativa que siguieron fue similar a la del matrimonio que se jubiló. Abandonaron los transportes de pago, cualquier compra innecesaria e incluso llegaron a plantearse un sistema de cultivo de alimentos que no pudieron llevar a cabo porque no era suficiente para alimentarse.

   Sin embargo, la conclusión fue la misma. A los meses de empezar ya no echaban de menos algunas de sus necesidades anteriores. Para Julie fue sencillo dejar de comprarse ropa, y para Geoffrey, cambiar el coche por la bici.

   En un año él ahorró 42.300 dólares y ella 13.800. Posiblemente el aspecto económico no fue el más relevante sino descubrir la filosofía del ahorro. Entender que muchas de las cosas que consideramos necesarias no lo son en gran parte.

   Es obvio que tener un sueldo mayor te facilita las cosas, en especial en el caso de ese sueño de jubilación anticipada. Pero volviendo a la experiencia, no se trata de la cantidad de dinero que almacenas. En el caso del matrimonio, Pete no ha dejado de trabajar en sentido estricto. Él se dedica a su hobby de carpintería que le da dinero y su mujer estudia.

   La clave de todo esto puede estar en vivir libre de deudas dedicándose a lo que a uno le guste, algo que se puede aprender al mismo tiempo que te deshaces de todo aquello que no te hace falta.

   TE PUEDE INTERESAR...

   El movimiento 'anti-champú' promete mejorar el pelo de sus adeptos y ganar dinero

   Países latinoamericanos luchan en favor de la comida saludable