México, Jalisco y Chiapas, los estados mexicanos con más embarazos infantiles por violación

Pregnant women paint their bellies before an event to celebrate "Healthy Materni
REUTERS / ENRIQUE CASTRO-MENDIVIL - Archivo
Publicado 16/02/2019 8:23:48CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 16 Feb. (Notimérica) -

   La violencia de género es una de las mayores causas de embarazo en las niñas y adolescentes mexicanas, tal y como ha informado el estudio 'Violencia sexual y embarazo infantil' de la organización internacional Ipas. La gestación de jóvenes de entre 10 y 14 años está considerado como un problema de salud pública mundial aunque es en el Estado de México, Jalisco y Chiapas donde los índices se disparan a causa de la violencia sexual.

   Solamente en el Estado de México 763 niñas de entre 10 y 14 años se quedaron embarazadas en 2017, último año del que se conocen datos, siendo la violencia sexual la principal causa por parte de hombres de entre 18 y 54 años en más del 40% de las ocasiones.

   Mayor es el número de nacimientos en Jalisco y Chiapas con 793 y 781 casos respectivamente también durante 2017. La coacción sexual y las prácticas nocivas como las uniones o el matrimonio infantil son otros de los factores determinantes ya que 9 de cada 10 embarazos adolescentes ocurren en niñas casadas.

   Actualmente en el mundo 1 de cada 3 mujeres se ha enfrentado a casos de violencia sexual. En el caso de México, la tasa aumenta a cuatro de cada diez. Además, una de cada dos se ha enfrentado a violencia emocional y casi un tercio a violencia física.

67% ABUSOS FAMILIARES

   De todas las denuncias por violación o abuso sexual, cuatro de cada diez son víctimas menores de 15 años, según el Instituto Nacional de las Mujeres y, de acuerdo con la propia Comisión de Atención a Víctimas (CEAV), el 67% de los incidentes en la infancia, incluida la violación, son cometidas por familiares, encontrándose el delito en mayor impunidad por la vulnerabilidad que presenta la víctima por relación de parentesco. Además, 8 de cada 10 agresores son conocidos de las víctimas.

   En el país, las mujeres inician vida sexual en promedio a los 15 años y de ellas, el 19,5% se quedan en estado. Por ello, una quinta parte de los nacimientos provienen de mujeres adolescentes, el doble que en la proporción mundial. Además, según el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), América Latina y el Caribe es la única región del mundo en la que los partos en menores de 15 años se han incrementado.

   "Cuando hablamos de embarazo infantil no debemos olvidar que se trata de niñas que están siendo obligadas a tener relaciones sexuales mediante el uso de la fuerza, física, moral, del chantaje y de amenazas con las que las obligan a tener relaciones para no violentar a sus mamás o a sus hermanos", ha explicado la abogada, coordinadora de política y abogacía de Ipas, Fernanda Díaz de León.

   ALERTA CONTRA LA MUJER

   Pese a que 11 municipios del Estado de México se encuentran en alerta de violencia contra las mujeres, cuatro de ellos concentran el mayor número de embarazos de niñas donde, además, la aplicación de protocolos con perspectiva de género es nula, así como la indiferencia ante estos casos en el sector educativo es total.

   Un ejemplo de ello, como recuerda Díaz de León, es el caso de la niña de 13 años fallecida en 2018 en el baño de su casa en Ecatepec, Estado de México, tras haber sido violada por su padre. "Entendamos esta agresión en contextos culturales donde la normalización de la violencia es una constante, donde se ve a las mujeres y a las niñas en particular como objetos y no como sujetos", ha añadido.

   "Si estos embarazos no se interrumpen por violencia sexual, sí debería hablarse de poder interrumpirlos por el riesgo de salud de las niñas", ha decretado la doctora en obstetricia, Claudia Martínez quien comparte que, además de las complicaciones médicas, una de las grandes dificultades es la poca posibilidad de acceder a una educación de calidad a posteriori.

   Además, una de las principales preocupaciones por parte los centros hospitalarios es la gran tasa de morbilidad asociada a las complicaciones del parto, que se duplica en menores de 20 años. Eclampsia, anemia, hemorragias postparto o endometritis puerperal son solo algunas de las complejidades comunes en estas niñas, posicionándose como la sexta causa de muerte en mujeres de entre 15 y 24 años.

Para leer más