México, el país con mayor obesidad infantil del mundo

Niño obeso de ocho meses en Bogotá
JOHN VIZCAINO - Archivo
Publicado 17/02/2019 8:26:11CET

   CIUDAD DE MÉXICO, 17 Feb. (Notimérica) -

   La obesidad ha batido récord en el país de las enchiladas, los tacos y las quesadillas, razón por la cual el 73% de la población adulta del país padece sobrepeso, según la Food and Agriculture Organization of the United Nations (FAO). Además, México es la región donde se concentran más jóvenes obesos del mundo, una patología que puede ser mortal y que afecta a tres de cada diez niños y a cuatro de cada diez adolescentes, según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut).

   La obesidad infantil en México y los problemas de salud que ésta genera han encendido las alarmas del país tras la publicación de los resultados del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) los cuales han revelado que en la dieta de los niños y adolescentes mexicanos de entre 5 y 15 años predomina el azúcar y la grasa, consolidando al país como la región con el mayor porcentaje de jóvenes obesos.

   A día de hoy, México lidera el primer puesto como el país con mayor obesidad infantil del mundo y el segundo en obesidad entre adultos únicamente precedido por Estados Unidos, según Unicef. Más de cuatro millones de escolares conviven a diario con este problema vascular que a lo largo del tiempo desemboca en enfermedades como la diabetes, infartos, altos niveles de colesterol e insuficiencia renal, entre otros.

   COMIDA "CHATARRA"

   Bebidas industriales como los refrescos o comida "chatarra", como se denomina en la zona, tales como hamburguesas, perritos calientes y pizza, entre otros, son los culpables de este panorama desolador para los jóvenes mexicanos, donde el entorno familiar juega un papel fundamental.

   Existe una distorsión de la percepción del sobrepeso en el núcleo de la familia. "Un alto porcentaje de las madres considera que sus hijos tienen un peso adecuado. Solo 15% ha dictaminado que sus hijos padecen obesidad, lo que nos indica que hay una mala percepción de las condiciones y esto va de la mano con la falta de una cultura nutricional, se sigue considerando sanos a los niños robustos y sonrojados", indican desde el INSP.

   "Lamentablemente México es uno de los países líderes en obesidad, tanto en hombres como en mujeres y niños, posicionándose como un problema de gravedad extrema. En nuestra región es más barato comer basura que comer sano y hay millones de familias a las que no les alcanza el dinero para alimentarse sano", ha recalcado Julio Berdegué, representante regional de la FAO.

   23 MUERTES CADA HORA

   Es fundamental que la industria alimenticia tome conciencia sobre este enigma nacional que mata a 23 mexicanos cada hora. Solamente en 2017 más de 200.000 residentes murieron por enfermedades originadas por el sobrepeso, siendo la diabetes una de las causas principales. Por eso, desde FAO abogan por la legislación del Gobierno de México para regular los etiquetados y permitir a la población el acceso a alimentos más sanos.

   "En el caso de las bebidas azucaradas existe un impuesto en México, pero éste es muy bajo. Necesitamos hacer más. Las empresas privadas nacionales tienen que ayudarnos. Ellos tienen que hacer un esfuerzo vigoroso para reducir calorías en los alimentos", concluyen desde FAO.

   En Iberoamérica, solamente Chile y Perú han conseguido regular los etiquetados para hacerlos más claros además de reglar la publicidad de estos productos dirigidos a niños, una propuesta que ha disminuido las tasas de obesidad.

Para leer más