Monsanto niega que sus semillas hayan afectado a producción de miel en México

Actualizado 07/11/2015 16:50:58 CET

   CHICAGO/MÉXICO DF, 7 Nov. (Reuters/Notimérica) -

   La firma estadounidense Monsanto ha negado este viernes que sus semillas de soja genéticamente modificadas hayan tenido algún tipo de impacto en las abejas y la producción de miel de dos estados mexicanos o que hayan provocado deforestación en la zona.

   La Suprema Corte de México anuló este miércoles los permisos de la secretaría de Agricultura (SAGARPA) para sembrar soja genéticamente modificada en áreas de los estados de Yucatán y Campeche (al sur del país), alegando que las comunidades indígenas de la zona debieron ser consultadas previamente.

   Apicultores en los dos estados y en el también cercano de Quintana Roo protestaron en contra de la siembra de la soja genéticamente modificada, argumentando que representaba un riesgo de contaminación para su producto.

   Este viernes, la compañía norteamericana negó que haya un vínculo entre sus semillas de soja y los problemas de la producción de miel, la contaminación en la zona y la deforestación.

"No aceptamos acusaciones que nos hacen responsables por deforestación y tala ilegal en el municipio de Hopelchén, Campeche, o en ninguna parte del país, porque nuestro trabajo se apega rígidamente a la ley", ha destacado la firma.

   Un grupo de organizaciones --incluyendo a Greenpeace-- que respaldó a las comunidades en su solicitud de amparo contra los permisos, calificó el fallo de "histórico" y pidió a las autoridades que garanticen la consulta previa en el futuro.

   "En la Península de Yucatán se estima que durante este ciclo 44.000 hectáreas de soja fueron plantadas, de las que 13.000 provenían de nuestras semillas. Hablando específicamente del municipio de Hopelchén, nuestra soja está plantada en 4.261 hectáreas de las 15.000 totales", ha afirmado la empresas.

Para leer más