Los nevados de Áncash: la peligrosa región peruana donde han muerto 10 personas en los últimos dos años

Montaña, nieve, montañeros
PIXABAY
Publicado 08/01/2019 11:23:31CET

   LIMA, 8 Ene. (Notimérica) -

   El pasado 6 de enero fallecieron tres montañeros españoles y un guía peruano por una avalancha en el nevado de Áncash, una región peruana ubicada en el centro del país. En esta zona han fallecido diez personas en los últimos dos años.

   Los últimos cuatro murieron tras ser sepultados por una avalancha en el nevado Mateo, una cumbre de 5.150 metros sobre el nivel del mar situada en el centro del país.

   Sin embargo, estas muertes no son las únicas que se han producido en este lugar. Según el diario local 'El Comercio', en diciembre del 2016, falleció allí el turista alemán Albertch Peter Michael, de 59 años.

   En octubre del 2017, el ciudadano canadiense Jesse Galganov, de 23 años, desapareció misteriosamente, en las inmediaciones del río Quebrada Santa Cruz, en la provincia de Huaylas.

   Además, en julio de ese mismo año, el británico Paul Richard Blelock, de 55 años, la eslovaca Eva Zontar Litija, de 27 años, y el guía peruano Jaime Quintana Figueroa, de 40, murieron sepultados por una avalancha mientras escalaban el nevado Alpamayo, situado a 5.500 metros sobre el nivel del mar, en el distrito de Caraz, en la provincia de Huaylas.

   También agosto de 2017, los esquiadores chilenos Cristóbal Bizzarri Lyon, de 23 años, y Gabriel Navarrete Pucón, de 32 años, y el ruso Alexander Mazmev, de 30 años, murieron por el deslizamiento de bloques de hielo en el nevado Pirámide de Garcilaso, situado a 5.885 metros de altitud, ubicado en el distrito de Caraz, en Huaylas. Según las estimaciones, en los nevados de Áncash fallecen cinco personas al año.

Contador