Publicado 20/12/2015 17:54CET

Paraguay podría pedir ayuda internacional por las inundaciones en el país

   ASUNCIÓN, 20 Dic. (Notimérica) -

   La primera reunión del gabinete del nuevo intendente de Asunción (Paraguay), Mario Ferreiro, durante este domingo, ha estado marcada por el problema de las inundaciones, que llevó a la capital ha decretar el estado de emergencia durante 90 días por las fuertes lluvias.

   Ferreiro señaló que si fuera necesario acudiría a las organizaciones internacional en busca de ayuda para resolver la crisis que está viviendo el país. "No hay que tener vergüenza", ha declarado el intendente electo.

   De este modo, ha apuntado que ya ha anunciado conversaciones con las Naciones Unidas, la Unión Europea y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sobre el tema.

"Ellos pueden ayudar, pero es necesario que el Gobierno se lo pida oficialmente", ha destacado Ferreiro. Una ayuda que podría provenir también de las diferentes naciones que conforman Mercosur, que se reunirán en una cumbre de jefes de Estado en la capital paraguaya este lunes.

   Según ha destacado el diario 'ABC Color', el desborde de las aguas ya habría sobrepasado la capacidad municipal. "Hace falta con algún estímulo financiero para cumplir con toda la necesidad", ha declarado el intendente.

   Aunque el Consejo Municipal de Emergencias y Desastres de Asunción (Comueda) dispone de fondos, no serían suficientes para cubrir todos los gastos originados por el desastre, que habría dejado a cerca de 60.000 damnificados por las crecidas.

   La situación en el vertedero de Cateura también ha sido uno de los temas protagonistas en esta primera reunión, ya que las inundaciones podrían originar problemas en la zona, aunque por el momento continuará abierto.

   De los 60.000 afectados en Asunción, unos 35.000 son por el crecimiento del río Paraguay, mientras que el resto sigue fuera de sus hogares desde la crecida de 2014.