"¿Quién mandó matar a Marielle Franco?", concentraciones en Brasil y Argentina en el primer aniversario de su asesinato

"¿Quién Mandó Matar A Marielle Franco?", Concentraciones En Brasil Y Argentina E
REUTERS / SERGIO MORAES
Publicado 15/03/2019 11:41:29CET

   BRASILIA, 15 Mar. (Notimérica) -

   Las calles de Rio de Janeiro, Sao Paulo, así como las de Buenos Aires y algunas de Estados Unidos se han llenado para pedir justicia por el asesinato de la concejala y activista brasileña Marielle Franco en el primer aniversario del crimen, en el que también perdió la vida su chófer, Anderson Gomes.

   Los homenajes han comenzado en torno a las 8.00 horas (hora local) en la capital brasileña. Miles de personas se han unido para frenar el silencio y preguntar, una vez más, "¿quién mandó matar a Marielle?", así lo cuestionaban en las decenas de pancartas que sostuvieron durante las respectivas concentraciones.

   Además de para el recuerdo, no faltaron los mensajes que cuestionaron la actuación policial puesto que, el pasado mes de noviembre, el Ministerio de Seguridad Pública denunció que "un supuesto grupo organizado ayudado por la policía estaría actuando para obstaculizar las investigaciones".

SOSPECHOSOS

   Hace apenas dos días, las autoridades brasileñas detenían a dos sospechosos de haber cometido el crimen contra la que fuera concejala por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL). Ambos detenidos habían pertenecido a la policía militar brasileña. Ronnie Lessa estaba retirado mientras que Élcio Vieira de Queriroz había sido expulsado del cuerpo, según informaban los medios locales tras el arresto.

   La vida de Marielle no fue fácil. Defensora de los derechos humanos por encima de todo, de la comunidad negra, así como de la comunidad LGTBI, y luchadora del empoderamiento de la mujer fue asesinada cuando regresaba a su casa tras participar en un evento llamado 'Mujeres negras moviendo estructuras'. Desde otro coche le dispararon tanto a ella como a su chófer, Anderson Gomes, que también falleció.

   Promotora de la campaña 'No es No', Marielle Franco se presentaba a sí misma como "madre, lesbiana, feminista y cría de la favela". Toda su vida la dedicó a denunciar la exclusión social y la estigmatización a la que está sometida la población negra y afrodescendiente en Brasil. En octubre de 2016, tras un proceso electoral, fue elegida concejala y comenzó a trabajar en la Cámara municipal de Río de Janeiro.