Actualizado 21/03/2018 18:28 CET

¿Sabes qué es la Corte Internacional de Justicia de La Haya?

La Haya
AGENCIA UNO
 

   SANTIAGO, 19 Sep. (AgenciaUno/Notimérica) -

   Con sede en el Palacio de la Paz de La Haya (Holanda) la Corte Internacional de Justicia (CIJ) fue creada en el año 1946 como sucesora de la Corte Permanente de Justicia Internacional, que funcionaba en el mismo lugar desde 1922.

   Desde su fundación, la corte resuelve controversias entre Estados conforme al Derecho Internacional y emite dictámenes sobre asuntos jurídicos planteados por órganos u organismos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

   Está compuesto por 15 magistrados procedentes de varios países del mundo, que son elegidos por la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. El periodo de duración en el cargo es de 9 años, pero cada tres se cambia la tercera parte de sus integrantes. Actualmente su presidente es el francés Ronny Abraham.

   Originalmente, la idea era que para un Estado miembro el fallo de la corte fuera final y vinculante. Sin embargo, se han dado casos en los que el resultado no ha sido ese: por ejemplo, en 1984 Estados Unidos no quiso aceptar el fallo que lo exhortaba "a cesar y abstenerse del uso ilegal de la fuerza contra el gobierno de Nicaragua", el cual incluía el pago de una compensación que nunca llegó a Managua.

   Otros casos que se ha visto a lo largo de la historia han sido en 1979 y 1980, en el que la corte dictaminó en contra de Irán por la ocupación de la embajada estadounidense en Teherán, o la reciente resuelta disputa territorial y marítima entre Nicaragua y Colombia, acerca de la soberanía sobre el archipiélago de San Andrés y Providencia.

   Cada país en litigio puede nombrar Jueces Ad Hoc en caso de que no haya un juez de su país en la corte. En este caso, Chile designó a Louise Arbour de Canadá, en tanto Bolivia hizo lo mismo con Yves Daudet de Francia.

EL PALACIO DE LA PAZ

   El Vredespaleis, Peace Palace o, simplemente, Palacio de la Paz, es la simbólica edificación que acoge a la Corte Internacional de Justicia desde 1946 y que también lo hizo con su antecesora Corte Permanente de Justicia Internacional desde 1922.

   El edificio originalmente sería construido para ser la sede de la Corte Permanente de Arbitraje (CPA), la Academia de Derecho Internacional y la Biblioteca del Palacio de la Paz.

   La construcción de este palacio surgió de la discusión en 1900 entre dos diplomáticos: el ruso Friedrich Martens y el estadounidense Andrew White, quienes pensaban levantar un hogar para la CPA. White contactó a su amigo Andrew Carnegie para que donara para su construcción, pero inicialmente Carnegie solo quiso aportar para la biblioteca de derecho internacional.

   Pero la insistencia de White terminó por convencer a Carnegie, quien donó 1,5 millones de dólares (cerca de 40 millones de dólares actuales) para erigir el palacio, para lo cual creó en noviembre de 1903 la fundación Carnegie Stichting, que hasta el día de hoy se encarga de su funcionamiento.

   El palacio se emplazó en siete hectáreas en el centro de la ciudad de La Haya, ciudad en la que se emplazaron las conferencias de paz en 1899 y 1907, y en una de las cuales se decidió la creación del PCA.

   El diseño que ganó el concurso fue el de estilo neorenacentista a base de granito, arenisca y ladrillo rojo del arquitecto francés Louis M. Cordonnier, propuesta que debió adecuarse al dinero, como por ejemplo dejando dos torres con campanas en vez de las cuatro originalmente planeadas.

   Lo mismo le pasó a quien hizo los bocetos de los patios, el arquitecto inglés Thomas Hayton Mawson, quien tuvo que dejar de lado algunas fuentes y esculturas, pero aprovechó exitosamente un curso natural de agua para las lagunas.

   El palacio, que abrió sus puertas en 1913 tras siete años de trabajos, está lleno de regalos de las diversas naciones que participaron en la segunda conferencia en La Haya, tales como un jarrón de 3.2 toneladas de Rusia, puertas de Bélgica, mármol de Italia, una fuente de Dinamarca, alfombras para las murallas de Japón, un reloj para la torre de Suiza, alfombras persas de Irán y madera de Indonesia y Estados Unidos.

   En los pasillos de la edificación hay numerosas estatuas y bustos de figuras de personas que promulgaron la paz en el mundo como el francés Jean Monnet, el holandés Bernard Loder, Mahatma Gandhi, el sudafricano Nelson Mandela, el brasileño Ruy Barbosa, el inglés William Randal Cremer, entre otros.

   El Gran Salón de Justicia es el lugar donde los 15 jueces escuchan a las partes y entregan sus resoluciones. Uno de sus muros está cubierto por una gran pintura llamada 'Paz por Justicia' que representa a tres hombres sabios expulsando a partes luchando, con una mujer que representa la Paz triunfante de fondo, pintada por el francés Albert Bernard.

   Además cuenta con cuatro enormes vitrales ubicados tras los jueces creados por el escocés Douglas Strachan y cuyo tema principal es 'El desarrollo del ideal de Paz' y que incluye imágenes alegóricas e históricas de los tiempos de guerra y conquista hasta los tiempos de orden y armonía.