Actualizado 17/12/2013 21:46 CET

Rousseff dice que la subasta de Libra "no significa su privatización"

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, durante una reunión en el palacio Plana
UESLEI MARCELINO

RÍO DE JANEIRO, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff , ha afirmado este lunes que la subasta para explotar el yacimiento de petróleo de Libra "no significa la privatización de la petrolera brasileña", sino que representa "un hito en la historia de Brasil" y confía en repetir este "éxito" en futuras ofertas.

Un consorcio formado por las petroleras chinas CNPC y CNOOC, la anglo-holandesa Shell, la francesa Total y la portuguesa Petrobras ha ganado la subasta convocada por la Agencia Nacional de Petróleo (ANP) de Brasil. En este sentido, la presidenta ha señalado --en un discurso televisado-- que Brasil mantiene su soberanía, pero "está abierto a la inversión privada, respetando los contratos", según recoge el diario 'O Globo'.

Asimismo, Rousseff ha asegurado que el 85 por ciento de todos los ingresos que se produzcan en este yacimiento serán a favor del gobierno brasileño y de Petrobras. "Esto es muy diferente de la privatización", ha insistido, a la vez que ha reconocido que "el socio privado también se beneficiará, ya que obtendrán importantes beneficios, en consonancia con el riesgo de las inversiones que están haciendo en el país".

"El modelo de reparto también significa un gran logro para el Brasil. Con él, estamos garantizando un equilibrio justo entre los intereses del Estado brasileño y las ganancias de Petrobras y las empresas asociadas. Se trata de una asociación en la que todos ganan. Brasil es, y seguirá siendo, un país abierto a la inversión nacional o extranjera, siempre que respete los contratos y la preservación de su soberanía", ha concluido Rousseff.

Esta declaración ha tenido lugar poco tiempo después del anuncio del consorcio ganador. La presidenta ha seguido la subasta en el Palacio de la Alvorada junto al Jefe de Estado Mayor del Palacio Presidencial, Giles Azevedo, y el portavoz de la Presidencia, Thomas Traumann.

El yacimiento de Libra tiene unas reservas estimadas de entre 8.000 y 12.000 millones de barriles de petróleo, cifra que de confirmarse lo convertirían en el mayor campo de petróleo del país. Según los cálculos de la ANP, en los momentos máximos de producción se extraerán a diario 1,4 millones de barriles diarios.