La minera Vale sopesa suspender el dividendo y los bonus tras la ruptura de la presa de Brumadinho (Brasil)

Inundación tras la rotura de una presa minera en Brumadinho, Brasil
REUTERS / WASHINGTON ALVES
Publicado 28/01/2019 11:46:13CET

   BRASILIA, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

   El grupo minero Vale estudia suspender el reparto de dividendos, así como la recompras de acciones propias y el pago de primas a sus ejecutivos después del desastre desencadenado por la ruptura de una presa en Brumadinho (Brasil), que ha provocado por el momento la muerte de 58 personas y casi 300 desaparecidos, según ha anunciado la multinacional.

   Reunido este domingo de forma extraordinaria, el consejo de administración de Vale deliberó llevar a cabo una serie de cambios en sus planes de remuneración a consecuencia del desastre de la presa de Brumadinho.

   Entre las medidas contempladas, la compañía estudia "la suspensión de la remuneración de los accionistas y, por lo tanto, no pagar los dividendos e intereses sobre el capital, así como cualquier otra deliberación sobre recompras de acciones y la suspensión del pago de la remuneración variable de los ejecutivos".

   Por otro lado, la minera informó de que las autoridades brasileñas han ordenado el bloqueo cautelar de 11.000 millones de reales (2.556 millones de euros) de las cuentas de la compañía como garantía de que Vale adopta las medidas necesarias para garantizar la estabilidad de la infraestructura y brindar la asistencia integral correspondiente a los afectados por el desastre.

   Asimismo, Vale ha recibido la notificación sobre la imposición de sanciones administrativas por un importe agregado de unos 350 millones de reales (81 millones de euros).

   "La junta directiva sigue preparada y siguiendo la evolución de los acontecimientos relacionados con la ruptura de la presa y adoptará las medidas adicionales necesarias", indicó la compañía, que ha designado un comité independiente para la investigación de las causas y responsabilidades de lo ocurrido.

   Un deslizamiento de tierras provocado en noviembre de 2015 por la ruptura de un embalse, también en el estado brasileño de Minas Gerais, propiedad de Samarco, empresa controlada por Vale y BHP Billiton, causó 19 muertos y sanciones millonarias para las empresas.

Contador