Bolsonaro abandona el hospital a una semana de las elecciones en Brasil

Jair Bolsonaro
NOME DO FOTOGRAFO/AGÊNCIA BRAS / FABIO RODRIGUES
Actualizado 01/10/2018 8:31:48 CET

   MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El candidato a la Presidencia de Brasil Jair Bolsonaro ha abandonado este sábado el hospital de Sao Paulo en el que permanecía ingresado tras ser apuñalado durante un acto de campaña el pasado 6 de septiembre en Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais, apenas una semana antes de las elecciones.

   Bolsonaro, candidato del Partido Social Libertal (PSL), ha abandonado el hospital Albert Einstein a las 13.45 horas de este sabádo, 22 días después de ser ingresado, y tiene previsto viajar inmediatamente hacia Río de Janeiro, según informa la agencia Brasil.

   El político derechista no ha hecho declaraciones a su salida, mientras que el presidente del PSL, Gustavo Bebbiano, ha aclarado que su salud es aún frágil y por ello no tiene previsto realizar actos de campaña en las dos próximas semanas.

   El líder del PSL ha considerado que la campaña de Bolsonaro se ha visto afectada por lo sucedido, ya que esta se fundamentaba en gran medida en el contacto directo del candidato "con el público".

   Bolsonaro parte como favorito para la primera vuelta del próximo domingo en Brasil, pero no tiene garantizada la victoria en la segunda. Según el sondeo publicado por Datafolha el viernes, el candidato del izquierdista Partido de los Trabajadores, Fernando Haddad, se impondría con el 45 por ciento frente al 39 por ciento de Bolsonaro.

   Por su parte, el candidato ultraderechista dijo este viernes que no aceptará un resultado el 7 de octubre que no sea su victoria en las urnas. "Por lo que veo en las calles, no acepto un resultado en las elecciones diferentes a mi elección. Este es mi punto de vista", señaló aún en el hospital.

   Preguntado por estas declaraciones, Bebbiano ha dicho que lo que incomoda al partido es "la imposibilidad de recontar votos". "La gente tiene un recuento secreto de votos, que está en manos de media docena de técnicos. Desgraciadamente, eso es contrario a los principios de publicidad y transparencia inherentes a la administración pública", ha valorado.