Brasil celebra este domingo la segunda vuelta de unas presidenciales envueltas en 'fake news'

 Jair Bolsonaro Y Haddad
REUTERS / REUTERS STAFF
Publicado 27/10/2018 2:29:31CET

   BRASILIA, 27 Oct. (Notimérica) -

   Millones de brasileños están llamados a las urnas este domingo para elegir al próximo presidente del Gobierno de Brasil que vendrá a sustituir a Michel Temer, en una de las campañas más polarizadas de su historia.

   A un lado, el sustituto de Luiz Inácio Lula da Silva, el socialista Fernando Haddad, candidato del Partido de los Trabajadores (PT); y al otro, el ultraderechista Jair Bolsonaro, por el Partido Social Laboral (PSL).

Según ha publicado la encuestadora brasileña Datafolha, Bolsonaro lidera las encuestas de intención de voto con un 57 por ciento, frente al 43 por ciento de su rival. El ultraderechista aún contaría con 14 puntos de margen sobre Haddad.

   La campaña ha estado marcada por una abundancia nunca antes vista de noticias falsas o 'fake news', de hecho, la Organización de Estados Americanos (OEA) denunció el jueves que en los días que ha durado esta campaña se ha alcanzado un nivel "sin precedentes" de noticias falsas a través de las redes sociales pero también a través del servicio de mensajería privada de WhatsApp.

BOLSONARO, EL FAVORITO

   Bolsonaro es, por tanto, el favorito a presidir Brasil en los próximos años. Según los sondeos, arrasaría en las ciudades más ricas y con mayoría de raza blanca. Lo curioso además en un país tan multirracial como éste, es que salvo entre los ciudadanos de raza negra, el ultraderechista es el preferido entre las diversas étnias que componen la población del gigante sudamericano.

   El 75 por ciento de los votos en los municipios con rentas medias o altas es para Bolsonaro, que no llega a superar el 25 por ciento entre las localidades más empobrecidas y que son las que se inclinan a dar su apoyo a Haddad.

   El ultraderechista se impondría en el 95 por ciento de los ayuntamientos más favorecidos y Haddad sería el elegido en 9 de cada 10 municipios pobres, según los diferentes estudios demoscópicos que se publican a lo largo de esta semana.

Contador