EEUU avanza para restringir las solicitudes de asilo de migrantes

Caravana de migrantes centroamericanos rumbo a Estados Unidos
REUTERS / LEAH MILLIS
Actualizado 09/11/2018 9:27:30 CET

WASHINGTON, 9 Nov. (Reuters/EP) -

El Gobierno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dado este jueves un primer paso para restringir las solicitudes de asilo de inmigrantes, al presentar una regulación que haría que las personas que entraron al país de forma ilegal por la frontera con México no puedan acceder a ese beneficio.

Una vez que la regulación entre en vigor, algo que ocurriría en los próximos días, los migrantes que entren a través de la frontera sur de Estados Unidos solo serán elegibles para el asilo si llegan a los puertos oficiales de entrada.

"Lo que estamos tratando de hacer es canalizar (...) las solicitudes de asilo a través de los puertos de entrada donde tenemos mejores recursos, capacidad y personal para manejar esas solicitudes de manera expedita y eficiente", ha señalado un funcionario bajo condición de anonimato.

El plan es un nuevo paso del Gobierno republicano para limitar la elegibilidad de los migrantes en los casos de solicitud de asilo en el país.

"Nuestro sistema de asilo está abrumado con demasiadas solicitudes de asilo sin mérito de extranjeros que generan una gran carga sobre nuestros recursos, lo que nos impide otorgar rápidamente asilo a quienes realmente lo merecen", han afirmado la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, y el fiscal general interino, Matthew Whitaker, en un comunicado.

La norma afectaría en gran medida a los migrantes de Guatemala, Honduras y El Salvador que cruzan la frontera sur de Estados Unidos para huir de la violencia y la pobreza en sus países de origen.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha afirmado que la región "tiene que aunar esfuerzos para proteger los derechos de los migrantes refugiados que cruzan las fronteras de sus países en busca de un futuro mejor".

Además, Almagro ha destacado los esfuerzos del Marco Integral Regional de Protección y Soluciones (MIRPS). "En su primer año, el MIRPS ha demostrado que es una herramienta útil, esperemos que los países de la región continúen apoyando esta iniciativa para responder a este desafío", ha señalado.

Por su parte, el Alto Comisionado adjunto de ACNUR para tareas de Protección, Volker Türk, ha destacado la necesidad de llevar a cabo políticas de pacificación social y seguridad para responder al creciente número de personas que se ven obligadas a abandonar su país.

"Los crecientes movimientos mixtos de refugiados y migrantes, en la región y a nivel mundial, demuestran la necesidad imperante de abordar las causa de la violencia e inestabilidad para prevenir el desplazamiento", ha manifestado Türk. "Sin hacer esto, no veremos un cambio real en las vidas de las personas que son forzadas a cruzar las fronteras buscando seguridad", ha añadido.

Contador