El ELN pide una reunión con el Congreso para reactivar el diálogo de paz con el Gobierno de Duque

ELN
REUTERS
Actualizado 05/10/2018 8:29:30 CET

   MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Ejército de Liberación Nacional (ELN) ha solicitado una reunión a la Comisión de Paz del Senado con el propósito de buscar una solución a la parálisis que sufre el diálogo de paz desde la llegada de Iván Duque a la Presidencia de Colombia.

   "Para escucharlos a ustedes y expresarles nuestras ideas, les proponemos realizar un encuentro directo con nuestra Delegación en los próximos días", ha dicho el jefe negociador del ELN, 'Pablo Beltrán', en una carta enviada a la Comisión de Paz.

   El líder guerrillero ha reclamado los "buenos oficios" de los miembros de este comité parlamentario "para poder seguir avanzando en lograr la terminación del conflicto armado y acordar transformaciones para una Colombia en paz y equidad".

   'Pablo Beltrán' ha recordado que hace 63 días de la última reunión de la mesa de negociaciones y ha aclarado que la delegación del ELN sigue "a la espera de que el Gobierno honre los acuerdos de paz firmados con el Estado y envíe su delegación para dar continuidad al proceso".

   Ha reprochado al Gobierno que "está colocando exigencias unilaterales, que rompen la bilateralidad de un proceso de negociación, con lo que desconoce acuerdos previos", indicando que, "si Duque considera que se requieren ajustes a los compromisos existentes, estos deben ser examinados y acordados por las dos partes en la mesa".

   "Si este Gobierno falta a la palabra y no cumple con los acuerdos de paz, coloca en grave peligro los avances del proceso de solución política, que están en curso con las FARC y con el ELN", ha advertido.

   El diálogo entre el ELN y el Gobierno arrancó en febrero de 2017 bajo el mandato de Juan Manuel Santos sin que desde entonces se hayan producido grandes avances. El mayor logro fue una tregua bilateral a cuyo término siguió una ola de atentados y secuestros.

   Duque, que dio el relevo a Santos el pasado mes de agosto, se ha mostrado muy crítico con el proceso de paz iniciado por su antecesor con las dos mayores guerrillas de Colombia, las FARC --ya desmovilizadas, desarmadas y convertidas en partido político-- y el ELN.

   En lo tocante al diálogo de paz con el ELN, ha exigido su concentración y desarme, así como el cese de su actividad criminal, para continuar con las conversaciones, mientras que se ha propuesto enmendar el acuerdo de paz con las FARC en sus aspectos esenciales.

Contador