Maduro insta al diálogo y Guaidó rechaza cualquier trato con la "dictadura" en Venezuela

Actualizado 05/07/2019 23:04:02 CET
Maduro y Guaidó
REUTERS - Archivo

   CARACAS, 5 Jul. (Reuters/Notimérica) -

   El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha insistido este viernes en que hay que negociar para salir de la crisis que sufre el país petrolero, mientras que el líder opositor Juan Guaidó, se negó tajantemente a tratar con una "dictadura" que busca ganar tiempo mediante espacios de diálogo.

   En el Día de la Independencia de Venezuela, Maduro ha encabezado una parada militar en el paseo Los Próceres, al sur de Caracas, donde ha realizado un llamamiento a "la paz y a la unión nacional de todos los sectores. Dentro de Venezuela cabemos todos". Más tarde, el mandatario ha anunciado nuevos ejercicios militares el próximo 24 de julio para probar los sistemas de defensa de "mares, ríos y fronteras".

   Por su parte, el presidente de la Asamblea Nacional --organismo unicameral de mayoría opositora--, Juan Guaidó, ha señalado este viernes, antes del inicio de una sesión especial en el parlamento, que "no hay eufemismo que valga para caracterizar a este régimen más que dictadura: la sistemática violación de derechos humanos, la represión, la tortura, el utilizar la comida como elemento de chantaje a la ciudadanía, el perseguir".

   "Aquí nadie se chupa el dedo ¿Ustedes piensan que yo soy pendejo? ¿Ustedes creen que vamos a ir a cualquier espacio a enfrentar la dictadura para que ganen tiempo? ¿Para que se burlen de nosotros? A cada espacio que vamos es para enfrentarlos. Ni a mi, ni a los diputados, ni a los venezolanos nos van a ver las caras de pendejo", ha apuntado Guaidó.

   Más tarde, el líder opositor ha encabezado una movilización desde la sede del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) hasta la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM), donde fue asesinado el capitán del Ejército Rafael Acosta Arévalo.

   "A metros de aquí torturan y asesinan venezolanos que piensan distinto. Que lo vea el mundo entero. No tenemos miedo y seguimos en la calle", ha asegurado Guaidó en una improvisada tarima en las puertas de la DGCIM.

   El Gobierno y oposición iniciaron acercamientos bajo la mediación del gobierno de Noruega, pero una nueva ronda de diálogo quedo suspendida después de que el fin de semana pasado el militar Acosta fue detenido y murió a consecuencia de torturas, según denuncias de sus familiares.

   Este jueves, la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, dio a conocer un informe en el que señala que fuerzas de seguridad de Venezuela usan la tortura, arrestan y disparan a jóvenes como parte de una estrategia para neutralizar a la oposición.

   Según Guaidó, en este escrito, que ha sido ampliamente objetado desde el oficialismo, "queda claro" que Venezuela vive una "dictadura" en la que los atropellos son sistemáticos y se usa el acceso a los alimentos como chantaje con fines políticos.

CRISIS VENEZOLANA

   La crisis política en Venezuela se agravó el 10 de enero, cuando Maduro decidió iniciar un segundo mandato de seis años que no reconocen ni la oposición ni buena parte de la comunidad internacional porque consideran que las elecciones presidenciales del 20 de mayo fueron un fraude.
   En respuesta, Guaidó se autoproclamó mandatario interino el 23 de enero con el objetivo de cesar la "usurpación", crear un gobierno de transición y celebrar "elecciones libres". Ha sido reconocido por Estados Unidos, numerosos países latinoamericanos, así como varios europeos, entre ellos España.
   Entretanto, más de cuatro millones de venezolanos han abandonado el país en los últimos años a causa de la crisis humanitaria que sufre la nación caribeña. La ONU advierte de que, si la tendencia continúa, a final de 2019 podrían sumar más de cinco millones.
Contador

Para leer más