Actualizado 08/06/2015 17:07:15 CET

El ministro del Interior argentino sugiere que el accidente de tren fue un sabotaje

Florencio Randazzo,
Foto: YOUTUBE

BUENOS AIRES, 8 Jun. (Notimérica) -

   El ministro del Interior y Transporte de Argentina, Florencio Randazzo, quien además es precandidato a presidente, sostuvo que el accidente de un tren que provocó más de 40 heridos en la noche del domingo puede haber sido un sabotaje para perjudicar su candidatura presidencial.

   Randazzo tenía previsto acudir el lunes a la estación de Temperley con el fin de mostrar los nuevos trenes chinos que el Estado ha adquirido, pero en la noche del domingo un tren de pasajeros que se había saltado dos señales en rojo embistió a una locomotora en esa estación.

   "No tenga ninguna duda de que pudo haber sido un sabotaje", declaró el ministro en una conferencia de prensa en la Casa Rosada. "No creo en las casualidades, creo en la causalidades. Estamos a 24 horas de un paro", indicó Randazzo, relacionando la huelga de transporte del martes con el accidente.

   Más aún, Randazzo señaló que también hay relación con la próxima campaña electoral, ya que él es precandidato a presidente por el Frente para la Victoria: "Estamos a 12 días del cierre de listas y soy precandidato".

   El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, fue también duro al respecto y criticó que "hay una mafia detrás de todo este tema" y también vinculó el accidente a la presentación de los nuevos trenes: "el ministro Randazzo iba a presentar 52 trenes nuevos en la estación de Temperley, precisamente, pero mire qué casualidad". 

   Por su parte, el sindicalista de transporte Rubén Sobrero ha deshechado la teoría del ministro. "¿Creés que un trabajador se va a arriesgar a matarse con un choque como el que hubo? Porque el que primero recibe el impacto es el motorman (conductor). ¿Alguien cree que un motorman chocaría a propósito, pondría en riesgo su vida, para joderle la candidatura a Randazzo? La verdad, no la veo", explicó. 

   "Cuando hay un accidente de estos, lo que hay que hacer es esperar, ver qué fue realmente lo que pasó, y después opinar", criticó el sindicalista.

   No es la primera vez que desde el Gobierno apuntan a un sabotaje después de un accidente ferroviario, ya que en al menos cuatro ocasiones entre 2011 y 2014, funcionarios del Gobierno apuntaron a sabotajes después de distintos accidentes ocurridos en las vías argentinas.

LOS TRENES ARGENTINOS, PEOR QUE EN 1938

   Florencio Randazzo ha construido su campaña electoral sobre la renovación de los trenes argentinos en los últimos años, aprovechando su posición como ministro de Interior y Transporte.

   De hecho, la vinculación que el ministro y precandidato hace entre el accidente y un posible sabotaje es un reconocimiento implícito de que, efectivamente, está utilizando la renovación de trenes del Estado en beneficio de una campaña electoral personal.

   La renovación de los trenes, además, se empezó a producir después de que en el año 2012 murieran 51 personas en un trágico accidente de tren en la estación de Once en Buenos Aires, pero los descarrilamientos y accidentes se han seguido sucediendo.

   En buena medida se debe a que, a pesar de que han llegado algunas formaciones nuevas, la infraestructura ferroviaria es tan antigua que los trenes no pueden circular a más de 40 kilómetros por hora y, aun a esa velocidad, se producen descarrilamientos, como señaló un informe de la Auditoría General de la Nación en 2013.

   Es más, en ese mismo informe se daba cuenta de que un tren argentino hoy tarda el doble en hacer el recorrido Buenos Aires-Córdoba de lo que tardaba en el año 1938, y de que los kilómetros de vías se han reducido casi cuatro veces desde 1948 hasta hoy.

   La publicidad que Randazzo hace para su campaña personal de la renovación de trenes del Estado llevó incluso al punto de que el ministro publicara en su web personal la foto de un tren chileno como si fuera uno argentino.