Campesinos, indígenas y movimientos sociales se manifiestan contra el presidente guatemalteco, Jimmy Morales

Manifestación contra Jimmy Morales en Guatemala
REUTERS / STRINGER .
Actualizado 11/09/2018 8:32:19 CET

   CIUDAD DE GUATEMALA, 10 Sep. (Reuters/EP) -

   Cientos de campesinos, indígenas y miembros de movimientos sociales de Guatemala han iniciado este lunes tres días de movilizaciones para exigir al gobierno de Jimmy Morales la renovación de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), una misión de la ONU para investigar la corrupción.

   Las protestas han comenzado con el bloqueo de la Carretera Interamericana en el departamento de Sololá, en el oeste del país, por parte de indígenas acompañados del sonido de marimba, autóctona de la región. Los activistas portaban pancartas con lemas como "Jimmy afuera, la cárcel te espera" y "Corrupción no, CICIG se queda".

   "Creemos que el liderazgo del comisionado Velásquez es importante para la lucha contra la corrupción. Le pedimos al presidente que no escuche a sus asesores", ha afirmado Josué Chavajay, miembro de un grupo indígena en declaraciones a Reuters desde Sololá. "Guatemala ya cambió, ya no es la misma de hace tres años", ha apostillado.

   Jimmy Morales anunció a finales de agosto que no renovaría el mandato de la CICIG, que expira en septiembre de 2019, y ordenó en una carta con fecha del 3 de septiembre que las autoridades migratorias no permitiesen la entrada en Guatemala del jefe de este organismo, Iván Velásquez, a quien acusa de atentar contra el orden y la seguridad pública.

   Estas protestas aspiran además a parar dos iniciativas en el Congreso: una que quiere darle potestades sobre los desafueros al Legislativo --dominado por los aliados de Morales-- y otra que busca permitir a los casi 80 diputados tránsfugas del oficialismo adherirse a un nuevo partido político para las elecciones del próximo año.

   Estas son las primeras grandes manifestaciones contra Morales, el Congreso y su Gobierno desde que anunciara a fines de agosto el fin de la CICIG y el veto a su comisionado. Las dos medidas han sido duramente criticadas a nivel nacional e internacional.

   La Fiscalía y la CICIG han intentado en varias ocasiones retirar la inmunidad al presidente para que pueda ser procesado por la supuesta financiación ilegal de la campaña electoral de 2015. La última vez fue el pasado 11 de agosto, pero todavía no lo han conseguido.

   La exfiscal general de Guatemala Thelma Aldana, que abandonó el cargo el pasado mes de mayo, alertó entonces en una entrevista con Europa Press de que las maniobras de Morales para echar a la CICIG eran para frenar las investigaciones en su contra porque este mecanismo de la ONU "ha sido una herramienta fundamental" contra la corrupción en Guatemala.

   El tándem formado por la Fiscalía y la CICIG ya dio la batalla con el anterior Gobierno. Otto Pérez Molina tuvo que dimitir el 2 de septiembre de 2015 --cuatro días antes de las elecciones presidenciales-- por un escándalo de defraudación aduanera. Él, su antigua vicepresidenta y otros ex altos cargos están siendo juzgados por ello.

   La CICIG se creó por virtud de un acuerdo entre el Gobierno de Guatemala y la ONU que entró en vigor en 2007 para un periodo de dos años que se ha prorrogado cinco veces. La última prórroga expirará el 3 de septiembre de 2019, por lo que la CICIG cuenta con un año para "hacer la transferencia de las capacidades técnicas a las instituciones guatemaltecas".