Maduro y Obama, los 'Judas' más quemados en Venezuela

Actualizado 06/04/2015 12:52:01 CET
A four-headed effigy depicting Venezuela's President Nicolas Maduro and other ca
Foto: CHRISTIAN VERON / REUTERS 

CARACAS, 6 Abr. (Notimérica) -

   La tradicional quema de Judas, que se realiza todos los domingos de resurrección en distintas ciudades de Venezuela, esta vez adoptó, por inmensa mayoría, la figura del presidente Nicolás Maduro, seguida del presidente estadounidense, Barack Obama.

   Las imágenes, hechas de trapo, fueron utilizadas para representar a Judas Iscariote, el apóstol que traicionó a Jesucristo.

   Al lado de los 'Judas' de Maduro, los ciudadanos denunciaron en cárteles la gestión del mandatario venezolano al frente del Ejecutivo, con críticas que incluían el desabastecimiento de productos básicos y la difícil situación económica que vive el país, envuelto en la inflación general y la deflación del petróleo.

   Figuras de más de un metro de estatura, construidas con tela, ropa vieja y cartón, fueron quemadas como parte de esta tradición que cada año, como cierre de la celebración de la Semana Santa, refleja el descontento hacia algún personaje público que se considere un "traidor". Este año, la quema de los 'Judas' tuvo como telón de fondo el clima de tensión entre Venezuela y Estados Unidos.

   Obama fue lasegunda figura más representada, como consecuencia de la orden ejecutiva que dictó el pasado 9 de marzo, en la que se considera a Venezuela como una "amenaza inusual y extraordinaria" para la seguridad de Estados Unidos, según ha publicado el diario 'El Universal'.

   Desde marzo, el Gobierno venezolano inició lo que califica de campaña "antimperialista", que incluye entre otras cosas, el llamado de Maduro a recoger firmas --con la cifra de 10 millones como meta-- para "exigir" que la Casa Blanca no califique a Venezuela como amenaza. Ahora las expectativas están puestas en la Cumbre de las Américas, que reunirá a Obama con Maduro en Panamá el próximo 10 y 11 de abril.

REUTERS

UNA CRISIS QUE SE ALARGA

   Este año el desabastecimiento en Venezuela ha superado todas las previsiones, por la crisis económica que vive el país desde hace un año, y que comenzó por la falta de divisas.

   La peor situación se vive actualmente en la capital, Caracas, donde la concentración demográfica repercute en la demanda y hace aún más evidente la falta de productos, lo que ha hecho que aumente la inflación y, al dispararse los precios, para muchos venezolanos resulta casi imposible acceder a determinados bienes.

   La crisis se vio agravada por la caída del precio del petróleo, que se mide a través del precio del barril de petróleo Brent, y que se situó en los 46 dólares en marzo, cifra que no había alcanzado desde marzo de 2009.

REUTERS

TWITTER

Para leer más