La Reforma Educativa en México: ¿en qué consiste y por qué se protesta?

Actualizado 20/09/2017 14:16:54 CET

   MÉXICO DF, 13 Oct. (Notimérica) -

   La Reforma Educativa impulsada por el Gobierno del presidente mexicano Enrique Peña Nieto continúa suscitando un gran número de protestas a lo largo de todo el país.

   Este lunes, miembros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) salieron a las calles para mostrar su oposición a dicha reforma.

   De acuerdo con declaraciones recogidas por 'NTN24', tal y como aseguró el secretario general de la sección 14 Democrática e integrante de la CNTE, Ramón Reyes, este grupo opositor opina que el principal objetivo de la reforma es "privatizar la educación".

   No obstante, el Gobierno asegura que "la educación que imparta el Estado será gratuita", haciendo una mención al artículo tercero de la Constitución de México.

OBJETIVOS DE LA REFORMA.

   En este sentido, desde la Presidencia sostienen que los objetivos fundamentales de la Reforma Educativa son tres.

   En primer lugar, "asegurar la educación integral, de calidad, de todos los niños y jóvenes del país".

   Además, también se fomentará "la equidad e inclusión en la educación, disminuyendo las desigualdades en el acceso a los servicios educativos" y, en último lugar, se busca "aumentar la participación de la sociedad e involucrar a los padres de familia en el mejoramiento del sistema educativo".

OPINIÓN DE LA OPOSICIÓN.

   A pesar de las bases que defiende el Gobierno, los opositores a la Reforma Educativa alegan que se trata de una maniobra para recuperar el control político de la educación por parte de Peña Nieto.

   Un control que, hasta ahora, había sido entregado parcialmente a la CNTE, cuyos miembros han sido acusados a su vez de estar más involucrados en el ámbito político que en el educativo. Por ello, el Gobierno de México ha arremetido contra la Coordinadora quitándole los recursos federales y estatales a la CNTE en Oaxaca, una acción que ha aumentado el descontento de los profesores.

   Asimismo, la evaluación es otra de las partes fundamentales de la reforma, ya que México carece de un censo único del profesorado, que tampoco es sometido a evaluaciones periódicas para revisar la calidad de sus clases y su asistencia.

   De hecho, el Gobierno responsabiliza en gran medida a los maestros de los bajos niveles de educación en el país. En este sentido, la Secretaría de Educación Pública (SEP), apoyada por Peña Nieto, se mantiene firme en la implementación de la Reforma Educativa.

SANCIONES AL PROFESORADO.

   El titular de la dependencia, Aurelio Nuño Mayer, ya ha anunciado que se aplicará puntualmente la ley a los maestros que sin justificación no asistan a dar clases. Con el fin de paliar este problema, Nuño Mayer explicó que se descontarán de su salario las faltas injustificadas e, incluso, podrán llevar al despido de aquellos profesores que tengan más de tres ausencias sin justificar en menos de un mes.

   No obstante, las opiniones de la sociedad continúan divididas entre los que apoyan las medidas de la SEP y los que consideran que esta reforma viola los derechos de los trabajadores educativos, quienes tampoco parecen estar dispuestos a dejar su lucha.

   La educación es una de las asignaturas pendientes de México. Según un estudio realizado por el Banco Mudial (BM) el pasado mes de febrero, la tasa de graduación del país centroamericano es del 47 por ciento, cinco puntos por debajo del promedio de América Latina (52 por ciento) y muy por debajo de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), donde se sitúa en el 84 por ciento.

Para leer más