Publicado 02/07/2015 20:25:13 +02:00CET

Puerto Rico, la Grecia de Estados Unidos

Turismo de Puerto Rico
TURISMO DE PUERTO RICO

   SAN JUAN, 2 Jul. (Notimérica) -

   A raíz de lo acontecido en el continente europeo, hay quienes han comenzado a apodar a Puerto Rico como "la Grecia de los Estados Unidos", a causa de la desorbitante deuda a la que debe hacer frente la región.

   De hecho, el pasado domingo, el gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padillo, reconoció en una entrevista concedida a 'The New York Times' que la deuda de la isla es "impagable" y que consideraba que es el momento de sacar a la isla de la "espiral mortal" en la que están envueltas sus fianzas".

   A día de hoy, tras el pago que realizó la isla este miércoles 1 de julio, Puerto Rico aún debe más de 70.000 millones de dólares, una cantidad que el Estado no puede asumir.

   Por ello, García Padilla ha pedido al Gobierno de Barack Obama la habilidad de declarar a Puerto Rico en quiebra, como hizo la ciudad de Detroit en 2013.

   "La deuda heredada es tan grande que no nos permite acceso a los mercados financieros y nuestra economía no genera suficientes ingresos para repagar las obligaciones asumidas", reconoció el gobernador, a la vez que advirtió de que si no se toman medidas, "para el 2025 la deuda se habría duplicado".

   Sin embargo, por el momento, la situación se mantiene, siendo Puerto Rico un problema para los inversionistas estadounidenses.

   En Estados Unidos, según datos de Morningstar, el 20% de los fondos de inversión en bonos poseen instrumentos de Puerto Rico.

   En total, los fondos mutuos de bonos tienen cerca de 11.300 millones de dólares en deuda de la isla. Y otros 15.000 millones de dólares están en manos de fondos hedge. El resto de la deuda depende de particulares, en su mayoría puertorriqueños y estadounidenses continentales, de acuerdo con 'CNN'.

   Ante esta situación, el diario 'New York Times' pronosticó que "un impago podría dejar a la isla, sus acreedores y sus residentes en un limbo legal y financiero que, como la crisis de la deuda en Grecia, podría tardar años en resolver".

   Desafortunadamente, la economía de la isla lleva casi una década en recesión, lo que dificulta aún más su capacidad de generar impuestos y pagar a sus acreedores para solventar la deuda.

   Puerto Rico, por su parte, ya está actuando para dar con una solución. Actualmente, el Gobierno está armando un "grupo de trabajo" para alcanzar una resolución a finales de agosto.