Actualizado 05/12/2014 12:06:33 CET

Todo lo que debes saber antes de invertir -y después-

Inversión
Foto: CARLOS BARRIA / REUTERS

MADRID, 5 Dic. (Notimérica) -

   Invertir es una buena opción cuando alguien quiere lograr beneficios de sus ahorros, pero parece que la decisión de no meter el dinero debajo de la almohada es arriesgada y sólo apta para valientes. Para facilitarte el proceso e incrementar tus posibilidades de éxito de cara a futuras inversiones, te contamos todo lo que tienes que saber antes de invertir y todo lo que puedes esperar de tus inversiones. Porque invertir es un arte.

   Aunque lo ideal sería un estudio exhaustivo del mercado de valores antes de la inversión, lo cierto es que son pocos los especialistas que dedican años al aprendizaje, que -en muchos casos- es algo más intuitivo que certero. Sin embargo, hay cinco cosas que debes tener en cuenta antes de invertir.

1. EL LARGO PLAZO.

   La primera vez que se invierte, sueles tener corta edad y limitada experiencia en el mundo laboral. Por eso, todavía estás perfeccionando tu habilidad para manejar el dinero y la responsabilidad y no valoras lo que implica un sólo dólar, ya que las grandes sumas se componen de pequeñas partes.

   Esta es la realidad: Los mejores rendimientos de capitalización se consiguen en el largo plazo. Al comprar y mantener acciones durante largos períodos de tiempo, mantienes tus emociones a raya y te aseguras de no perder las grandes ganancias del mercado. Considerando que el mercado de acciones tiene una media de rendimiento del 8 por ciento anual, cada nuevo año el rendimiento es mayor, según ha publicado la compañía financiera estadounidense 'The motley fool'.

2. SABER QUÉ ESTÁS HACIENDO.

   A veces, sólo anotar "por qué estás comprando algo y qué provocaría que lo vendieses" puede jugar un papel crucial para ayudarte a distinguir  qué es lo verdaderamente importante y qué cosas complican la inversión. Además, es también importante tener confianza y creer que invertir no es un misterio sólo al alcance de los profesionales.

   De hecho, una de las cosas más difíciles es convencer a la gente de que puede invertir, para lo que es necesario desmitificar el mundo de la inversión. Una buena idea es conocer los distintos tipos de inversiones, para lo que puede ser útil la lectura de algún libro como 'Wise investing made simple' ('Invertir de forma sabia hecho sencillo'), de Larry Swedroe. La máxima que debe prevalecer aquí es la del inversor Warren Buffett: "Si es demasiado difícil de comprender, quizá no debería invertir en esto".

3. NO PASA NADA POR EQUIVOCARSE.

   La lección de un buen inversor que ha tenido pérdidas es que no pasa nada por equivocarse y perder dinero en una acción -a pesar de que Buffett diría que la única regla debe ser no perder dinero-  porque no siempre vas a tener razón y, cuanto antes aceptes esta máxima, mejor inversor serás.

   Quizás lo mejor de invertir sea que no necesitas tener la razón todo el tiempo. Siempre y cuando permitas que tus acciones con mejores dividendos continúen generando dinero, tendrás la oportunidad de cancelar aquellas que te producen pérdidas.

4. NO SÓLO HAY QUE TENER EN CUENTA EL RATIO P/E.

   El ratio 'Price-to-Earnings' (P/E) (Precio/Ganancia) es la relación que se da entre la capitalización bursátil de una empresa, o su precio en el mercado, y sus ganancias por acción (o en monto). El ratio P/E sirve para conocer el valor de una acción en el mercado. De forma general, si una empresa tiene un P/E mayor que el de las demás de su mismo mercado , las acciones de esa empresas darán peores rendimientos, porque generarán menos beneficio por el mismo número de ganancias.

   Muchos inversores creen que las empresas con números favorables son una inversión segura, pero decidir dónde invertir no puede reducirse sólo a las estadísticas. Esto derivaría en comprar acciones en una empresa sólo porque tiene un P/E bajo. Sin embargo, el funcionamiento interno del modelo de negocio es mucho más importante que su evaluación.

   Los números son muy útiles, de hecho, las estadísticas financieras sirven para reconocer a las compañías endeudadas y diferenciarlas de las potencialmente en desarrollo. Sin embargo, lo que realmente produce ganancias es comprender qué hace que una compañía sea débil o qué convierte un modelo de negocio en sostenible.

5. LA IMPORTANCIA DEL AHORRO.

   La inteligencia financiera implica desarrollar el hábito del ahorro. La media de ahorro continúa siendo baja, ya que la gente tiende a gastar en lugar de ahorrar. Esperar lograr tus objetivos financieros con un ahorro inferior al 5 por ciento de tus ingresos es muy improbable, según ha publicado 'Forbes'.

   Si ahorras entre el 10 o 15 por ciento de tu sueldo es más posible que adquieras la seguridad financiera antes de los 40 años. Esto representa un doble beneficio: Aumenta tus ingresos y reduce el dinero que necesitas para vivir. Para poder invertir es necesario contar con un colchón de ahorro, no sólo para tener dinero que posibilite la inversión, sino también por si el rendimiento no fuese el esperado.

   Son muchos los inversores que, a lo largo de la historia, han compartido sus conocimientos para lograr buenas inversiones y nos han regalado algunos consejos que resumen perfectamente el espíritu que debería tener un buen inversor.

1. "Si no estás dispuesto a poseer acciones durante diez años, no pienses en tenerlas ni por diez minutos", Warren Buffett.

2. "Conoce lo que tienes, y descubre por qué lo tienes", Peter Lynch.

3. "El mercado de acciones es la historia de los ciclos y del comportamiento humano que es responsable de las reacciones exageradas en ambas direcciones", Seth Klarman.

4. "Te diré cómo hacerte rico. Cierra las puertas. Sé temeroso cuando otros son codiciosos. Sé codicioso cuando otros son temerosos", Warren Buffett.

5. "En el corto plazo, el mercado es un esquizofrénico, pero recupera su cordura en el largo plazo", Benjamin Graham.

6. "Si invertir es entretenido, si te estás divirtiendo, probablemente no estés haciendo dinero. La buena inversión es aburrida", George Soros.

7. "El mercado puede permanecer irracional más tiempo del que tú permaneces solvente", John Maynard Keynes.

8. "El verdadero conocimiento es saber que no sabes nada", Charlie Munger.

DESPUÉS DE INVERTIR

   El rendimiento de una acción mide la rentabilidad de la misma durante un período de tiempo. Una acción con alto rendimiento implica un nivel de riesgo mayor, sin embargo, antes de aventurarse a riesgos excesivos, es interesante calcular la tasa de rendimiento esperado de la acción, para lo que hay que tener en cuenta las tasas de resultado que ya ha dado históricamente ese mercado de valores, así como la probabilidad de resultado.

   Una acción para disminuir el riesgo, es diversificar la inversión, es decir, buscar la rentabilidad entre diferentes industrias. Hay que tener en cuenta que la tasa de rendimiento de una acción depende, además del riesgo que supone, del mercado en el que se inserta. Es decir, hay mercados cíclicos y cambiantes -como el de la construcción-, y otros sometidos a menos variaciones, como el de la sanidad.

   Sin duda, es conveniente reducir la volatilidad del mercado sobre todo cuando se está comenzando a invertir, aunque hay que aceptar que ninguna inversión está exenta de riesgos. Todo es cuestión de atreverse, porque a invertir se aprende practicando.

    TE PUEDE INTERESAR... 

    Cómo convertir 40 dólares en 10 millones, según Warren Buffett

   Los cinco emprendedores más ricos y que aún siguen vivos