¿Sabes por qué Costa Rica no tiene ejército?

COSTA RICA
FLICKR
Actualizado 01/12/2017 9:06:28 CET

   SAN JOSÉ, 1 Dic. (Notimérica) -

   "No quiero un ejército de soldados, sino de educadores". Con estas palabras el 1 de diciembre de 1948 el presidente de Costa Rica en aquel entonces, José Figueres Ferrer, abolió el ejército en el Cuartel Bellavista --actual Museo Nacional de Costa Rica-- convirtiendo al país centroamericano en uno de los primeros del mundo en no contar con fuerzas armadas.

   Por este motivo cada 1 de diciembre la nación costarricense celebra el Día de la Abolición del Ejército, del que este jueves se cumplen 68 años.

   La eliminación del ejército se produjo tras la Guerra Civil de 1948, originada por la nulidad de las elecciones de ese año, que dieron la victoria al candidato de la oposición Otilio Ulate Blanco, venciendo así al bando republicano, en aquel momento presente en el poder.

   El bando de izquierdas denunció la derrota como supuesto fraude y el 12 de marzo de 1948, el republicano José Figueres Ferrer se alzó en armas al frente del Ejército de Liberación Nacional, provocando el inicio de la Guerra Civil en Costa Rica, contra el Partido Unión Nacional de Ulate Blanco.

   Esta guerra interna, que fue la última que vivió el país centroamericano y que acabó el 19 de abril de ese año, tuvo un final devastador: se saldó con 2.000 muertos en todo el país y un ejército destruido por el conflicto que quedó reducido a la pérdida de casi todo su material bélico, lo que supondría una importante inversión para su recomposición.

   Por ello, cuando Figueres llegó al poder tras la guerra suprimió el ejército, simbolizando así la voluntad política de crear una sociedad civilista sin militares ni ejércitos, para así invertir todo lo que iba a ser dedicado a reconstruir unas milicias destruidas, en la educación, investigación, salud y cultura de Costa Rica. La decisión causó un gran impacto y posicionó al país en el contexto internacional, al tratarse de la primera nación americana en poner fin a sus fuerzas armadas.

   El acto de abolición estuvo lleno de simbolismos, pues el mandatario Figueres, que era el presidente de facto, --no reconocido por ninguna norma jurídica-- fue fotografiado con un mazo golpeando las murallas del cuartel. También se hizo entrega de las llaves del recinto militar, que fue inmediatamente cedido a la recién abierta Universidad de Costa Rica, con el fin de crear un museo.

   Otra de las medidas tomadas por la Junta fueron la nacionalización de la Banca Popular, la integración del Tribunal Nacional Electoral y la creación del Instituto Costarricense de Electricidad. En cuanto a las medidas sociales, se derogó una disposición de 1934 que discriminaba a los ciudadanos negros y se aprobó el sufragio femenino.

   A pesar de no tener ejército, la seguridad ciudadana del país recayó en el Ministerio de Seguridad Pública, que también es a día de hoy el encargado de la defensa de la soberanía nacional. Sin embargo y en caso de conflictos internacionales, la política exterior del país se ha orientado hacia el derecho internacional.

   El Ministerio de Seguridad Pública está divido en varias direcciones: Fuerza Pública, Servicio Nacional de Guardacostas, Vigilancia Aérea, Policía de Control de Drogas, Escuela Nacional de Policía, Armamento, Reserva y Servicios de Seguridad Privada.

FUNDACIÓN SEGUNDA REPÚBLICA

   Acabada la guerra civil y llegado Figueres a San José, se creó una junta que gobernaría durante 18 meses, del 8 de mayo de 1948 al 8 de noviembre de 1949, año en el que se fundó la Segunda República con el nacimiento de la Constitución. Tras la creación de la junta, este organismo entregaría el poder al presidente electo Ulate Blanco, que permanecería al mando del Gobierno hasta 1953.

   Desde 1948 dos bandos políticos oscilarían en el poder: el bando figuerista, representado por el Partido Liberación Nacional (PLN) y el bando calderonista, representado por distintos partidos y coaliciones, entre ellos el Partido Unión Nacional, Coalición Unidad y el Partido Unidad Social Cristiana, generalmente definidos como demócrata cristianos y conservadores.

   Figueres representaba el liberacionismo propio del PLN por ser su caudillo y fundador. Esta agrupación política estuvo representada en la Asamblea Constituyente de 1949 que dio lugar al nacimiento de la Segunda República.

   Desde 1986, Costa Rica recuerda todos los primeros de diciembre el Día de la Abolición del Ejército, "para que nuestros jóvenes, ciudadanas y ciudadanos tengan siempre presente ese acto heroico".